Kevin Spacey. (Getty)
Kevin Spacey. (Getty)

El hijo del actor Richard Dreyfuss, Harry Dreyfuss, dijo que Kevin Spacey lo manoseó cuando estaban en el departamento del actor de House of Cards con su padre.

El hecho ocurrió en 2008, cuando el joven tenía 18 años y cursaba el último año en la secundaria. Harry acompañó a su padre al departamento de Spacey, los dos veteranos actores iban a practicar unas líneas de una obra de teatro en la que ambos trabajaban.

Harry ya había conocido a Spacey. En su primer encuentro recuerda que estaba nervioso y emocionado de conocer a ese actor que tanto admiraba.

Kevin Spacey y Richard Dreyfuss
Kevin Spacey y Richard Dreyfuss

"La primera vez que lo vi, no sospeché nada de él. Me miró y sus ojos se encendieron. Me sonrió cálidamente, y en vez de estrecharme la mano, me dio un abrazo. Instantáneamente, mi corazón se derritió. Recuerdo que pensé en ese momento: 'Eres tan amable'", dice Harry en una nota escrita para Buzzfeed News.

Después de que los tres charlaron en el departamento sobre cómo la habían pasado durante las navidades, Harry terminó sentado en un sofá al lado de Spacey, mientras leían el libreto de la obra.

"Después de unos minutos, él puso su mano sobre mi muslo". A partir de ese momento, recuerda el joven, la actitud de Spacey comenzó a ser sospechosa.

"Me tomó un tiempo darme cuenta, porque nunca se me ocurrió que Kevin estuviera interesado en mí. Él era un hombre adulto, un héroe para mí, el jefe de mi padre, ninguna de estas categorías estaban en mi radar para una relación sexual. Además, pensé, seguramente él no puede insinuarse de esa forma delante de mi padre. Pero su mano seguía ahí", cuenta Harry.

Harry Dreyfuss (Twitter @harrydreyfuss)
Harry Dreyfuss (Twitter @harrydreyfuss)

El joven se levantó del ese lugar y se movió al otro lado del sofá. Pero Spacey lo siguió, se sentó a su lado y otra vez puso la mano sobre su muslo.

De repente, había completado su camino y tenía todo lo mío en su mano

Según Harry, su padre no notó lo que pasaba porque estaba completamente absorbido por el libreto. Harry no desistía, otra vez se movió al otro extremo del sofá. Esta vez posó las manos sobre los dos muslos con el fin de que el ganador del premio Oscar no lo tocara.

"Otra vez Spacey me siguió, se sentó a mi lado, y con esfuerzo, deslizó la mano entre mi mano derecha y la pierna. En el transcurso de unos 20 segundos, centímetro por centímetro, Kevin arrastró su mano por mi muslo hasta llegar a mi entrepierna. Mi mente se fue en blanco. De repente, había completado su camino y tenía todo lo mío en su mano. Yo paré de leer el libreto y mis ojos se abrieron. Me paré y lo encaré. Lo miré directo a los ojos, y moví la cabeza de una forma que notara que estaba molesto".

Harry dijo que no hizo nada en ese momento porque pensó que estaba protegiendo la carrera de su padre y previniendolo de que le hiciera daño a Spacey. Algo que piensa que pudo haber pasado si su padre si hubiera dado cuenta.

Harry no recuerda cuánto tiempo duró el episodio. "Lo que sí recuerdo es que, además de ser un chico tímido que admiraba mucho a Kevin Spacey, ni una sola vez le di una señal que le hiciera pensar que quería estar con él de esa forma".

El joven dijo que se animó a contar su historia por todos los escándalos que han surgido desde que estalló el caso de Harry Weinstein y desde que miles de mujeres contaron sus historias de abuso sexual a través de la campaña #MeToo en redes sociales.

Luego de la denuncia, Richard Dreyfuss salió apoyar a su hijo a través de un mensaje en Twitter: "Amo a mi hijo más que lo que todas las palabras en el mundo pueden explicar. Y estoy muy orgulloso de él en este momento".

Kevin Spacey está en el ojo del huracán desde que el actor Anthony Rapp contó que fue acosado por el protagonista de House of Cards cuando tenía 14 años. Desde entonces, múltiples denuncias de abusos han surgido contra él. El viernes, Netflix anunció que rompía toda clase de vínculos con el actor.

LEA MÁS: