Un residente de Miami será condenado por ayudar al grupo terrorista ISIS

El individuo había publicado en línea instrucciones para fabricar bombas con el objetivo de colaborar con quienes creía eran terroristas islámicos

(Archivo DEF)
(Archivo DEF)

Un residente de la ciudad de Miami acaba de llegar a un acuerdo con la fiscalía al declararse culpable de distribuir información para favorecer a grupos terroristas en el Medio Oriente, incluido un manual de construcción de bombas caseras.

Samuel Baptiste, de 29 años, pasará 15 años en prisión tras reconocer en corte que a finales de 2016 publicó en internet cuatro documentos con información útil para el grupo terrorista del Estado Islámico. Los documentos se titulaban “Instrucciones: ¿Cómo fabricar una bomba casera con caños?”, “Bombas de caños” y “Dispositivos explosivos improvisados” y “Libro negro sobre municiones improvisadas: volumen 1″. Se desconoce si efectivamente quienes estaban descargando estos manuales eran miembros del grupo ISIS, pero Baptiste confirmó que su intención era que la información les llegara a ellos.

Quien distribuye información a propósito para beneficiar a grupos terroristas se enfrenta en los Estados Unidos a una condena de 115 años. Como Baptiste se reconoció culpable sin necesidad de ir a juicio, logró acordar con la fiscalía que su condena sería reducida a 15 años.

Como se trata de un caso relacionado con el terrorismo, siempre se procesan en cortes federales. El caso fue descubierto en 2016 por el FBI (Oficina de Investigaciones Federales, por sus siglas en inglés). Los investigadores detuvieron al sospechoso y presentaron las pruebas ante los fiscales federales Marc S. Anton y Michael Thakur.

Según registros de la corte federal, desde 2013 Baptiste utilizó distintas cuentas en redes sociales para diseminar propaganda extremista terrorista, alabar a grupos como ISIS y promover viajes a Siria para luchar en la denominada guerra santa. En 2014 llamó la atención del FBI por referirse en varias oportunidades a Osama Bin Laden como un mártir. Pero fue recién en 2016 que las autoridades federales tuvieron pruebas consistentes como para encarcelarlo.

El agente federal Timothy J. Dietz fue el primero en detenerlo pero no por temas relacionados al terrorismo sino por tráfico de productos ilegales a los Estados Unidos en sociedad con un ciudadano haitiano de nombre Jose Noel, que hacía llamarse Abdul Jabar.

Desde comienzos de 2017 se encuentra en prisión tras declararse culpable de tráfico y de poseer armas de fuego pese a que tenía un record criminal que se lo impedía. Mientras estaba en prisión, las autoridades federales recabaron pruebas acerca de su actividad en internet (previo a entrar en la cárcel) en la que estaba diseminando información para beneficiar a grupos terroristas.

En 2018 comenzó el proceso legal en su contra con seis cargos relacionados al terrorismo, que son considerados delitos mayores en los Estados Unidos. Un gran jurado fue asignado a su caso para revisar la evidencia. Al declararse voluntariamente culpable no será necesario que pase por un proceso de juicio en el que intente defenderse.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR