Wall Street mantiene la buena racha y tuvo su mejor semana desde junio

Los principales indicadores del mercado de valores de Nueva York terminaron en verde luego de que los informes alentadores sobre la economía y las ganancias empresariales tranquilizaran a los inversores tras unas semanas de inestabilidad

Economistas trabajan durante una jornada en la Bolsa de Nueva York (E.UU.), en una fotografía de archivo (Foto: EFE/Justin Lane)
Economistas trabajan durante una jornada en la Bolsa de Nueva York (E.UU.), en una fotografía de archivo (Foto: EFE/Justin Lane)

Las acciones volvieron a terminar al alza el viernes, ya que los informes alentadores sobre la economía y las ganancias empresariales ayudaron a Wall Street a afianzarse tras unas semanas de inestabilidad.

Según datos preliminares, Dow Jones ganó 1,09% a 35.294,76 puntos. El índice pasó los 35.000 puntos por primera vez en un mes y medio. De su lado, el tecnológico Nasdaq, avanzó 0,50% a 14.897,34 unidades y el índice ampliado S&P 500 ganó 0,75% a 4.471,37..

A la cabeza del S&P 500 se situó la empresa de transporte de mercancías J.B. Hunt Transport Services, que subió un 9% tras presentar unos beneficios más elevados para el verano de lo que esperaba Wall Street. Goldman Sachs subió un 3,3% y Prologis un 0,4% gracias a unos informes de beneficios mejores de lo esperado, mientras que Alcoa se disparó un 15,6% tras superar las expectativas de beneficios y anunciar el pago de un dividendo y la recompra de sus acciones.

Estos datos coinciden con un informe que muestra que la gente gastó mucho más en los comercios minoristas de EEUU el mes pasado de lo que esperaba Wall Street. Las ventas en tiendas, restaurantes y otros establecimientos minoristas aumentaron un 0,7% respecto a agosto, en lugar de caer, como preveían los economistas.

La subida del viernes se suma a la del jueves, cuando el S&P 500 subió un 1,7%, su mejor día desde marzo, impulsado por unos informes de beneficios más fuertes de lo esperado y unos datos alentadores sobre el mercado laboral.

Se trata de un cambio de rumbo respecto a unas semanas de inestabilidad, en las que el S&P 500 llegó a caer hasta un 5,2% desde su récord del 2 de septiembre. La preocupación por una inflación persistentemente alta, la reducción del apoyo a los mercados por parte de la Reserva Federal y la ralentización de la economía contribuyeron a hacer caer los precios de las acciones.

La temporada de presentación de resultados acaba de empezar, pero los primeros indicadores son alentadores. Todas menos una de las 19 empresas del S&P 500 que presentaron resultados trimestrales esta semana superaron las previsiones de beneficios de los analistas. Esta fortaleza es crucial después de que la subida de los tipos de interés aumentara la preocupación de que los precios de las acciones se hubieran encarecido demasiado en relación con los beneficios.

Los informes económicos más fuertes de lo esperado también ayudan a calmar la charla sobre la “estanflación”, que es la temida unión de una economía estancada y una alta inflación.

Por supuesto, no todo está claro todavía. Un informe del viernes que mostraba que el sentimiento de los consumidores era más débil de lo esperado en medio de la preocupación por la inflación. Aun así, las acciones de las empresas cuyos beneficios están más ligados a la fortaleza de la economía, incluidos los minoristas, los fabricantes de automóviles y las empresas relacionadas con los viajes, lideraron las subidas el viernes.

Aparte de las empresas financieras, que se beneficiaron de los informes de beneficios mejores de lo esperado de varios bancos de renombre, las empresas industriales y los productores de energía también estuvieron entre los más fuertes.

Johhnson & Johnson subió después de que un panel de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobara las dosis de refuerzo de la vacuna COVID-19 de una sola dosis de la compañía. El panel dijo el viernes que la dosis de refuerzo debería ofrecerse al menos dos meses después de la inmunización, pero no sugirió un momento concreto.

Los rendimientos del Tesoro también subieron tras el informe de ventas minoristas, mucho más fuerte de lo esperado. El rendimiento de la nota a 10 años subió al 1,57% desde el 1,52% del jueves.

El aumento de los rendimientos del Tesoro en las últimas semanas ha frenado a los valores tecnológicos y a otros de alto crecimiento. Cuando los bonos pagan más intereses, los inversores no están tan dispuestos a esperar tanto tiempo a que se cumplan las expectativas de crecimiento de los beneficios o a pagar precios tan altos por ellos.

Los mercados bursátiles de otros países también registraron ganancias. En Europa, el DAX alemán ganó un 0,8% y el CAC 40 francés un 0,6%. El FTSE 100 de Londres subió un 0,4%. En Asia, el Nikkei 225 de Tokio sumó un 1,8%, el Hang Seng de Hong Kong subió un 1,5% y el Kospi de Seúl avanzó un 0,9%.

El precio del petróleo estadounidense de referencia subió un 1,2%, hasta los 82,28 dólares por barril, continuando una poderosa carrera que le ha hecho subir más del 70% este año y avivando las preocupaciones sobre la alta inflación. La referencia mundial del crudo subió un 1%, aunque el precio del gas natural estadounidense cayó un 4,9%.

(Con información de AP)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR