El huracán Ida golpea Luisiana con vientos más fuertes que los de Katrina

La tormenta de categoría 4 llegó a la costa a las 11:55 a.m., hora local, cerca de Port Fourchon, con ráfagas de 240 kilómetros por hora

Se aceleraron los preparativos al sur de Estados Unidos por la llegada de Ida (FOTO: REUTERS)
Se aceleraron los preparativos al sur de Estados Unidos por la llegada de Ida (FOTO: REUTERS)

El huracán Ida se abalanzó sobre la costa de Luisiana el domingo, con vientos más poderosos que el huracán Katrina y una devastadora marea de tormenta que amenaza con inundar Nueva Orleans con inundaciones masivas, cortes de energía y destrucción, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

El ojo del “extremadamente peligroso” huracán Ida tocó tierra este domingo a la costa a las 11:55 a.m., hora local, cerca de Port Fourchon, con vientos máximos de 240 kilómetros por hora, dijo el Centro Nacional de Huracanes. Se produce en el 16º aniversario de la llegada a tierra del Katrina, que dejó la región en ruinas y mató a más de 1.800 personas.

En un boletín especial, el NHC indicó que Ida impactó como huracán de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson (de un máximo de 5), cerca de Port Fourchon a las 11.55 hora local (12.55 EST).

Este puerto está situado unos 80 km al suroeste de Nueva Orleans, ciudad que teme se pueda revivir la tragedia causada hace hoy justo 16 años por el huracán Katrina, en la que murieron más de 1.800 personas.

No en vano, los meteorólogos ya han advertido de que Ida puede causar una marejada y vientos huracanados “catastróficos” en la zona costera de Luisiana.

El ojo del huracán entró a EEUU cerca de Port Fourchon, donde tienen su base terrestre 250 empresas del sector petrolero y que representa cerca del 18 % del suministro del petróleo del país, según datos de la Cámara de Comercio local.

Eso supone que las bandas exteriores y la pared norte del ojo, la más peligrosa del huracán pues contiene los vientos más intensos, ya están sobre la zona costera de Luisiana.

Ida se desplaza a 20 km/h y lo hace en dirección noroeste, lo que llevaría al centro del huracán a pasar en las próximas horas por encima o muy cerca de la ciudad de Baton Rouge, capital y segunda ciudad más poblada del estado, por detrás de Nueva Orleans, con cerca de 220.000 habitantes.

Ida, que tocó tierra a unos 100 kilómetros al sur de Nueva Orleans, hizo subir el nivel del mar hasta 4 metros. Los vientos fueron lo suficientemente fuertes como para arrancar los tejados de las casas y romper árboles y postes eléctricos. Pueden caer hasta 60 centímetros de lluvia. “Nos esperan unas inundaciones históricas”, dijo Jim Rouiller, meteorólogo jefe del Energy Weather Group. “Las precipitaciones - que va a ser la siguiente historia”.

Los apagones podrían durar semanas. Alrededor de 430.000 hogares y negocios estaban sin energía a las 3:30 p.m. hora local, según Poweroutage.us, que rastrea los cortes de energía eléctrica. Los socorristas ni siquiera tenían previsto empezar a responder a las llamadas de búsqueda y rescate hasta que saliera el sol el lunes. “No tendremos la imagen real hasta mañana”, dijo Deanne Criswell, administradora de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias, durante una reunión informativa en Washington. “Entonces podremos empezar a mover recursos adicionales”.

Los vientos de 240 kilómetros por hora de Ida empatan el récord de huracanes de Luisiana establecido por Laura en 2020 y una tormenta del siglo XIX. Katrina tocó tierra con vientos de 202 kilómetros por hora. Pero eso no significa necesariamente que fuera más débil. En su punto álgido sobre el Golfo, los vientos de Katrina alcanzaron unas 281 kph, lo que lo convirtió en un sistema de categoría 5 con una monstruosa marea de tormenta. Y aunque Ida es grande, Katrina era aún más grande, con vientos huracanados que se extendían 200 kilómetros desde su ojo. Los de Ida se extienden 80 kilómetros.

Además de los poderosos vientos, capaces de destruir las casas que se encuentre a su paso el ojo del huracán, las autoridades están especialmente preocupadas por las inundaciones que pueden dejar la combinación del aumento del nivel del mar causado por la marejada ciclónica, el fuerte oleaje y las intensas lluvias previstas.

Fue el agua la que precisamente causó la gran mayoría de las muertes en 2005, cuando el huracán Katrina impactó sobre Nueva Orleans el 29 de agosto al romperse los diques de contención que protegían la ciudad del cercano lago Pontchartrain.

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, reconoció este domingo en entrevista con CNN que Ida supondrá una “prueba muy seria” para el sistemas de diques, en los que se han registrado millonarias inversiones desde 2005.

En el caso de Ida, los meteorólogos anticipan una acumulación de lluvia de hasta 24 pulgadas (60 centímetros) y un aumento del nivel del mar de hasta 16 pies (4,8 metros).

Tras cruzar de sur a norte el estado de Luisiana, Ida se adentraría en Misisipi ya convertido en una tormenta tropical y vientos de unos 100 km/h.

Se declaró Estado de Emergencia por la llegada del huracán (FOTO: REUTERS)
Se declaró Estado de Emergencia por la llegada del huracán (FOTO: REUTERS)

Mientras tanto, un puñado de gente seguía en las calles, pero muchos comercios cerraron frente a lo que el Servicio Meteorológico Nacional calificó como un “huracán mayor y extremadamente peligroso”.

“Todo el mundo está asustado porque es el aniversario de Katrina y la gente no lo tomó en serio en ese entonces”, dijo Austin Suriano, al tiempo que ayudaba a clausurar las ventanas del taller de reparación de relojes de su padre.

El presidente Joe Biden advirtió el sábado que “Ida se está transformando en una muy, muy peligrosa tormenta”, a medida que el meteoro se convierte en un huracán de categoría 2, con vientos sostenidos de 160 kilómetros por hora y fuertes lluvias.

Más temprano el viernes, las salidas de Nueva Orleans y otras ciudades con rumbo al norte se saturaron de evacuados tras el pedido de las autoridades para que los habitantes huyan o busquen donde refugiarse.

Todos los vuelos de domingo fueron anulados en el aeropuerto de Nueva Orleans.

Las salidas de Nueva Orleans y otras ciudades con rumbo al norte se saturaron de personas intentando alejarse (FOTO: EFE)
Las salidas de Nueva Orleans y otras ciudades con rumbo al norte se saturaron de personas intentando alejarse (FOTO: EFE)

En Nueva Orleans, la alcaldesa LaToya Cantrell advirtió a los residentes que se tomen a Ida con la mayor seriedad. “El tiempo no está de nuestro lado”, dijo el sábado. “Está creciendo rápidamente, se está intensificando”.

ESTADO DE EMERGENCIA

El sur de Luisiana se prepara para daños masivos e inundaciones, con lluvias de hasta 50 centímetros pronosticadas en algunos lugares, mientras la tormenta ruge a través del Golfo después de azotar el oeste de Cuba.

“La pérdida prolongada de energía es casi segura”, dijo el sábado a la prensa el director de seguridad de Nueva Orleans, Collin Arnold. “Imploro que se tomen esta tormenta en serio”, señaló.

Biden dijo haber enviado cientos de efectivos de emergencia a la región, junto con alimentos, agua y generadores eléctricos.

También se dispondrán refugios, pero Luisiana ha sido uno de los estados más golpeados por la pandemia, por lo que Biden urgió a seguir usando tapabocas y tomar precauciones.

Las autoridades han "implorado" tomar medidas ante el fenómeno (FOTO: EFE)
Las autoridades han "implorado" tomar medidas ante el fenómeno (FOTO: EFE)

La categoría 4 es la segunda más alta en la escala Saffir-Simpson de huracanes. Luisiana declaró el estado de emergencia en previsión de la tormenta.

La declaración de estado de emergencia, aprobada por Biden, canalizará fondos federales suplementarios y ayuda al estado sureño para reforzar sus esfuerzos de preparación y respuesta ante emergencias.

El huracán tocó tierra desde el viernes por la noche en el oeste de Cuba con categoría uno, con vientos máximos sostenidos cercanos a 128 km por hora.

La tormenta derribó árboles, dañó techos y provocó la caída de líneas eléctricas, causando cortes generalizados de energía, informó el sitio web del diario oficial Granma.

El huracán paso por Cuba y dejó solo daños materiales (FOTO: AFP)
El huracán paso por Cuba y dejó solo daños materiales (FOTO: AFP)

DEBEN PREPARARSE

Las advertencias sobre la llegada de Ida inevitablemente despiertan recuerdos sobre el funesto paso de Katrina, declaró Edwards en conferencia de prensa.

“Es doloroso pensar que otra poderosa tormenta como el huracán Ida toque tierra en este aniversario”, declaró el gobernador de Luisiana.

La gran diferencia es que desde entonces se realizó una fuerte inversión en un sistema de protección compuesto por diques, compuertas y bombas. “Este sistema será puesto a prueba (...) pero saldremos adelante”, añadió.

Mientras tanto, el huracán de categoría 1 Nora tocó tierra en el estado de Jalisco, en la costa central del Pacífico mexicano, dijo el NHC.

La semana pasada, una rara tormenta tropical azotó la costa noreste de Estados Unidos, dejando sin electricidad a miles de habitantes, arrancando árboles y provocando lluvias de un volumen récord.

Los científicos han advertido sobre un aumento en la cantidad de ciclones fuertes a medida que la superficie del océano se calienta debido al cambio climático, lo que representa una amenaza cada vez mayor para las comunidades costeras del mundo.

(Con información de AFP)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR