Una discusión por el uso de tapabocas terminó con un muerto y tres heridos en un supermercado de Estados Unidos

De acuerdo con la policía, un hombre discutió con la cajera de la tienda, fue a su automóvil y regresó para dispararle a quemarropa

Un cliente disparó y mató a un cajero en el supermercado Big Bear en Decatur, Georgia, a unas 10 millas al este del centro de Atlanta.Crédito...Fox 5 Atlanta
Un cliente disparó y mató a un cajero en el supermercado Big Bear en Decatur, Georgia, a unas 10 millas al este del centro de Atlanta.Crédito...Fox 5 Atlanta

Una cajera de un supermercado en el área de Atlanta (Estados Unidos) murió y otras tres personas resultaron heridas este lunes en un tiroteo que surgió de una discusión sobre el uso del tapabocas al interior de la tienda.

La alguacil del condado de DeKalb, Melody Maddox, dijo que el tiroteo ocurrió dentro del supermercado Big Bear en Decatur mientras varias personas se encontraban dentro del negocio. En medio del incidente una cajera murió cuando un hombre abrió fuego.

“Hubo alguna confrontación, una discusión -no estoy segura exactamente de qué-, en referencia al uso de máscaras, en el momento en el que el sujeto sacó un arma y le disparó la cajera”, dijo Maddox en una conferencia de prensa.

El cliente fue identificado como Victor Lee Tucker, Jr., de 30 años, de Palmetto, Georgia, según la Oficina de Investigaciones de Georgia. La agencia dijo que la información preliminar indica que Tucker tuvo una discusión con la cajera y salió de la tienda sin hacer su compra, pero inmediatamente regresó al supermercado.

Tucker regresó caminando directamente a la cajera, sacó una pistola y le disparó”, escribió la Oficina de Investigaciones de Georgia en el comunicado de prensa.

De acuerdo con medios locales, la mujer que falleció tenía dos años trabajando en la tienda y tenía unos 40 años.

Un agente de reserva, que trabajaba a tiempo parcial para la seguridad en la tienda, intercambió disparos con el sospechoso y ambos resultaron heridos, dijo el alguacil. Los oficiales del Departamento de Policía del condado de DeKalb arrestaron a Tucker cuando intentaba salir por la puerta principal del supermercado.

Maddox dijo que el agente fue alcanzado dos veces por disparos pero que vestía un chaleco antibalas y fue llevado a un centro médico donde se encontraba estable. La Oficina de Investigaciones de Georgia dijo que Tucker también se encuentra en condición estable.

Una mujer sostiene una mascarilla con la palabra "Fascismo" mientras la gente protesta cerca de la Iglesia Bautista Abisinia, donde la Primera Dama de los Estados Unidos, Jill Biden y el Dr. Anthony Fauci, están visitando una clínica de vacunación, en Harlem, Nueva York, EE. REUTERS / Eduardo Muñoz
Una mujer sostiene una mascarilla con la palabra "Fascismo" mientras la gente protesta cerca de la Iglesia Bautista Abisinia, donde la Primera Dama de los Estados Unidos, Jill Biden y el Dr. Anthony Fauci, están visitando una clínica de vacunación, en Harlem, Nueva York, EE. REUTERS / Eduardo Muñoz

La agencia dijo que una segunda cajera fue rozada por una bala y fue tratada por su lesión en el lugar.

El agente herido que abrió fuego contra el pistolero está jubilado y es miembro de una unidad de reserva que está formada por agentes de la ley certificados que no trabajan activamente para una agencia de aplicación de la ley. Dichos oficiales pueden trabajar con la oficina del alguacil de manera voluntaria y pueden trabajar en trabajos de seguridad a tiempo parcial, explicó el departamento del alguacil.

Maddox dijo que la respuesta del oficial podría haber evitado que otras personas resultaran heridas.

“Para eso está capacitado, es el resultado de sus más de 30 años de experiencia”, dijo Maddox.

Este tiroteo se produjo a más de un año de que se desatara una pandemia que en Estados Unidos ha matado a casi 600 mil personas y que provocó que medicas restrictivas como la movilidad limitada y el uso de tapabocas se convirtieran en normas de salud pública que para una gran parte de la población estadounidense constituyen violaciones a sus libertades personales.

Ya en el pasado se han presentado casos de violencia asociados a la exigencia de ciertos locales en el cumplimiento de estas medidas. Por ejemplo, el año pasado un hombre en Iowa escupió a otro en medio de una pelea por el uso correcto de la mascarilla, una acción que terminó un una sentencia de prisión a 10 años para el agresor. En otro caso, un hombre de 80 años murió después de que un cliente de un bar lo empujara al suelo, una reacción violenta ante el pedido del anciano de que se pusiera una máscara.

Ante este panorama, hacer cumplir las normas de bioseguridad en Estados Unidos se ha convertido en una labor de vida o muerte.

*Con información de AP

SEGUIR LEYENDO