Estados Unidos volvió a superar las 2.000 muertes diarias por covid-19 y hay un récord de hospitalizaciones

El país se alista para las celebraciones del Día de Acción de Gracias en el peor momento de las curvas de la pandemia

(EFE)
(EFE)

Estados Unidos volvió a superar el martes la barrera de las 2.000 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, con nuevos récords en la cifra de casos confirmados y hospitalizaciones, lo que pone al país en una situación muy delicada en la víspera de las reuniones sociales por el Día de Acción de Gracias.

Casi 259.260 personas han muerto en todo el país y el número de casos supera los 12,5 millones, según la Universidad Johns Hopkins. A falta de una estadística oficial nacional, este registro ya había registrado la semana pasada más de 2.000 muertes en un día, aunque los conteos del New York Times (2.203 víctimas fatales) y del Covid Tracking Project (2.028) superaron esa barrera este martes, luego de seis meses por debajo de ella.

Los gráficos de testeos, casos, hospitalizaciones y muertes por coronavirus hasta el 24 de noviembre (Covid Tracking Project)
Los gráficos de testeos, casos, hospitalizaciones y muertes por coronavirus hasta el 24 de noviembre (Covid Tracking Project)

Las curvas de casos, hospitalizaciones y muertes muestran la gravedad de la tercera ola, en momentos en que Estados Unidos ingresa al invierno, lo que incrementa las interacciones en espacios cerrados. El presidente Donald Trump ha insistido en que el alza de infecciones detectadas se debe al aumento del programa de pruebas, pero la cifra de pacientes internados eleva las alarmas sobre la capacidad de los sistemas hospitalarios.

Actualmente hay 88 mil hospitalizados (el triple que hace dos meses), 17 mil en unidades de cuidados intensivos (casi el doble que a inicios de mes) y 5.630 bajo respiradores mecánicos.

Millones de estadounidenses planean pasar la festividad del jueves en familia, pese al riesgo de agravar los contagios. Por primera vez, la agencia de protección de salud pidió a los estadounidenses que no viajen durante estas vacaciones, en las que es tradicional comer pavo con grandes reuniones sociales.

El pasado fin de semana fue el más activo desde el inicio de la pandemia en cuanto a viajes, con más de tres millones de personas en los aeropuertos del país, según la administración de seguridad del transporte. Luego de meses en confinamiento y con escasas interacciones sociales, muchos decidieron saltar las recomendaciones sanitarias y tener un reencuentro familiar, pese al riesgo existente.

Una tripulación circula por el aeropuerto de Los Angeles (Reuters)
Una tripulación circula por el aeropuerto de Los Angeles (Reuters)

En Los Angeles (California), la segunda ciudad más grande de Estados Unidos, las autoridades decidieron cerrar a partir del miércoles y por al menos tres semanas bares y restaurantes, que no podrán vender para llevar. California registra en estos días cifras récord de contagios, por lo cual el secretario de Salud estatal, Mark Ghaly, exhortó a los californianos a evitar las grandes reuniones familiares. “Es importante decir no, incluso cuando se trata de las personas más cercanas de nuestra familia”, dijo Ghaly.

Las restricciones se han multiplicado. Utah y Vermont prohibieron todas las reuniones sociales. También lo hicieron los gobiernos locales en Filadelfia y el condado Dane, Wisconsin. En Kentucky, no pueden reunirse más de ocho personas de dos hogares diferentes; en Oregon, la reunión está limitada a seis. California impuso un toque de queda nocturno. Más estados exigen el uso de mascarillas, incluidos aquellos con gobernadores republicanos que se han opuesto a ellas durante mucho tiempo. Los principales funcionarios de salud del país exhortan a los estadounidenses a evitar viajar para el Día Acción de Gracias.

Los expertos advierten que la tendencia en aumento podría saturar a los ya rebasados hospitales, y provocar un mayor aumento en enfermedades y muertes durante las festividades.

Cuando esto comenzó a principios de marzo, no pensábamos en el Día de Acción de Gracias y en Navidad, y no teníamos la cantidad de enfermedades que tenemos. Y eso, para mí, es la mayor preocupación de las próximas semanas”, dijo el doctor David Rubin, director de PolicyLab del Hospital Infantil de Filadelfia. Agregó que el riesgo de repunte durante el Día de Acción de Gracias es “extremadamente elevado”.

(Con información de AFP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Alemania evalúa permitir reuniones de hasta diez personas para las celebraciones de Navidad y Año Nuevo

Los Ángeles prohibió a los restaurantes tener servicio de comedor tras el aumento de contagios de COVID-19