Los republicanos se encaminan a conservar su mayoría en el Senado de Estados Unidos

Por el momento los demócratas lograron ganar dos escaños, uno en Colorado y el otro en Arizona, y difícilmente podrán lastrar la mayoría republicana que tiene 53 de los 100 escaños en la Cámara Alta

El líder de la mayoría republicana en el senado Mitch McConnell (REUTERS/Joshua Roberts)
El líder de la mayoría republicana en el senado Mitch McConnell (REUTERS/Joshua Roberts)

El Partido Republicano consolidaba este miércoles la mayoría que ya ostenta en el Senado de los Estados Unidos, de acuerdo a los resultados parciales en las elecciones de 2020.

Los demócratas veían cómo sus expectativas de arrebatarles esta mayoría en la cámara alta disminuían después de que dos escaños que parecían muy peleados fueran adjudicados a republicanos

Aún no hay resultados claros en la carrera por la presidencia entre el republicano Donald Trump y el demócrata Joe Biden, que siguen cabeza a cabeza y esperan el conteo en Wisconsin, Michigan, Pensilvania y Nevada.

Pero en la Cámara Baja los demócratas confirmaron su mayoría, lo que posiciona a Nancy Pelosi para continuar como líder de este hemiciclo de 435 escaños dos años más.

“Estoy muy orgullosa de poder decir que esta noche -relativamente temprano- podemos decir que conservamos la Cámara”, dijo Pelosi, que en su rol se ha convertido en una némesis para el presidente Donald Trump.

La popular representante del ala izquierda del Partido Demócrata, Alexandria Ocasio-Cortez, de 31 años, confirmó su escaño después de dos años en los que marcó con fuerza la actualidad con sus intervenciones en el Congreso y también con su manejo de las redes sociales.

Pero el intento de los demócratas de romper la mayoría republicana en el Senado sigue en la incertidumbre.

El demócrata Mark Kelly ganó un escaño en Arizona (AP Photo/Ross D. Franklin)
El demócrata Mark Kelly ganó un escaño en Arizona (AP Photo/Ross D. Franklin)

Por el momento lograron ganar dos escaños, uno en Colorado y el otro en Arizona, en su intento de lastrar la mayoría republicana que tiene 53 de los 100 escaños del Senado en Estados Unidos.

En estas elecciones están en juego 35 cupos de la Cámara Alta.

Pero los republicanos pudieron arrebatarle a los demócratas un escaño muy vulnerable que tenían en Alabama y mantuvieron sus líneas en otros estados, desafiando encuestas que mostraban que Trump podría lastrar las carreras de algunos correligionarios en distritos reñidos.

El veterano político Lindsey Graham -que es un importante sostén de Trump- fue reelegido en Carolina del Sur, en una dura carrera ante el afroestadounidense Jaime Harrison.

Lindsey Graham durante las celebraciones por su reelección en el Senado en Columbia, Carolina del Sur.  (REUTERS/Sam Wolfe)
Lindsey Graham durante las celebraciones por su reelección en el Senado en Columbia, Carolina del Sur. (REUTERS/Sam Wolfe)

Graham se vio envuelto en una polémica en las últimas semanas después de que supervisara el proceso de nominación de la jueza conservadora Amy Coney Barrett a la Corte Suprema.

El proceso generó indignación entre los demócratas que afirmaban que la vacante debía ser llenada por el gobierno resultante de las elecciones de este martes.

Había muchas expectativas sobre Harrison ya que las encuestas auguraban una carrera muy ceñida, después de que el demócrata lograra recaudar un récord de donaciones para su campaña.

“No logré los resultados que queríamos en las urnas, pero mostré valentía y determinación”, dijo Harrison en un comunicado.

Los republicanos se mantuvieron sin mella también en otros distritos incluyendo Kentucky, donde el líder de la bancada mayoritaria, Mitch McConnell, ganó con facilidad. En Texas y Montana también obtuvieron victorias.

“Salvar el Senado”

La novata senadora de Iowa Joni Ernst, una estrecha aliada de Trump que los demócratas pensaban poder tumbar con un intenso asedio, también defendió su escaño, según las proyecciones de varias cadenas.

La senadora republicana Joni Ernst (Olivier Douliery via REUTERS)
La senadora republicana Joni Ernst (Olivier Douliery via REUTERS)

“¡Lo logramos!”, celebró Ernst en Twitter.

Otro distrito muy disputado está en Carolina del Norte, donde las cadenas de televisión todavía no han declarado a un ganador pero el senador republicano Thom Tillis proclamó su victoria con cerca del 94% de los votos escrutados.

“Lo que logramos esta noche fue una victoria impresionante y lo hicimos en contra de todas las probabilidades”, celebró Tillis ante sus seguidores afirmando que hizo su parte para “salvar el Senado”.

Los demócratas necesitan desbancar a cuatro republicanos si quieren hacerse con la mayoría, aunque si el candidato presidencial Joe Biden lograra llegar a la Casa Blanca, sólo necesitarían tres escaños nuevos, ya que en caso de que haya un equilibrio 50-50 el vicepresidente ejerce un voto decisivo.

Ahora los demócratas depositan sus esperanzas en Maine y Georgia.

Pero en Maine la senadora republicana Susan Collins llevaba una ventaja de siete puntos, con dos tercios de los conteos; y en Georgia su correligionario David Perdue aventajaba al demócrata Jon Ossoff en 90% de los distritos escrutados.

Si los demócratas lograran ganar una de estas carreras, el control del Senado estaría en un equilibrio hasta una segunda vuelta de una elección especial en Georgia en enero de 2021.

Controlar el Senado es vital en la política de Washington, ya que el partido que tenga la bancada mayoritaria elige las leyes que se votan en el pleno y aquí también se confirman las nominaciones sugeridas por el presidente para cargos importantes.

(Con información de AFP)

Seguir leyendo:

Los demócratas conservaron la mayoría en la Cámara de Representantes de EEUU

Suspenso en EEUU: Donald Trump y Joe Biden definen voto a voto en cuatro estados la carrera por la Casa Blanca

Qué está pasando en las elecciones en Estados Unidos: los 7 puntos que explican el suspenso y la incertidumbre