Peter Navarro, asesor de Donald Trump: “El Partido Comunista chino nos golpeó con este virus mortal, usado como un arma”

El director de la Oficina de Política de Comercio y Manufactura de la Casa Blanca dijo que en su segundo mandato, el presidente “terminará lo que empezó” para la recuperación de la economía

Las declaraciones de Peter Navarro sobre el coronavirus, China y Joe Biden

Peter Navarro, asesor del presidente estadounidense Donald Trump, aseguró este domingo que China “usó como un arma” el coronavirus, al que calificó de “virus mortal, para golpear a Estados Unidos justo en un momento en que el país vivía “la mejor economía de la historia” y Beijing comenzaba a sufrir los efectos de una deceleración económica.

“Llegamos a un punto con este presidente, el mejor presidente en la historia para los puestos de trabajo, en el que tuvimos la mejor economía en la historia estadounidense”, dijo Navarro durante una entrevista con Fox News. “A mitad de enero teníamos la tasa de desempleo en mínimos históricos para negros, hispanos, asiáticos y mujeres hasta que el Partido Comunista Chino básicamente nos golpeó con este virus mortal, ese virus usado como un arma, y no creo que sea una coincidencia que el primer año que China tenía una economía a la baja fue el mismo año que vinieron por nosotros”.

Navarro, uno de los más influyentes asesores del presidente estadounidense y director de la Oficina de Política de Comercio y Manufactura de la Casa Blanca, es un férreo defensor de las políticas de Trump, como los aranceles que colocó a China.

Las críticas de Navarro se enmarcan en la serie de acusaciones de la administración Trump a las autoridades chinas, responsables según la Casa Blanca de haber tardado en alertar al mundo sobre la epidemia. El viernes pasado, Trump, dijo que las relaciones con Beijing quedaron “seriamente dañadas” por la crisis del coronavirus y que no está considerando una segunda fase del acuerdo comercial firmado en enero.

Lo cierto es que, según los datos, la pandemia no parece haber golpeado de la misma manera las economías de los dos países. Según las previsiones más recientes del Banco Mundial, este año China registrará un crecimiento de 1%, en contraste con la contracción de 6,1% en Estados Unidos, de 9,1% en la Zona Euro y de 6,1% en Japón.

Antes de la crisis del Covid-19, China experimentaba un fuerte descenso de producción industrial, las ventas minoristas y creciente desempleo. Según varios expertos, la desaceleración era incluso mayor a la indicada por los datos del gobierno, cuyas estadísticas son a menudo consideradas poco confiables.

Estados Unidos se encontraba en la situación opuesta. La construcción de hoteles en todo el país nunca había sido tan elevada. El empleo en el sector de las aerolíneas se estaba incrementando a los niveles más altos en más de 16 años. Las ventas minoristas en diciembre aumentaron por tercer mes consecutivo. Y el gasto del consumidor alcanzó un récord anual de 13.28 billones de dólares en 2019, según datos oficiales.

Un trabajador mira hacia el interior del Centro de Empleo Comunitario de Pasadena, en California, el jueves 7 de mayo de 2020, durante el brote de coronavirus. (AP Foto/Damian Dovarganes)
Un trabajador mira hacia el interior del Centro de Empleo Comunitario de Pasadena, en California, el jueves 7 de mayo de 2020, durante el brote de coronavirus. (AP Foto/Damian Dovarganes)

La tasa de desempleo en febrero se encontraba en los niveles más bajos en aproximadamente 50 años. Después de la pandemia, subió a niveles no vistos desde la Gran Depresión y muchos economistas han advertido que la tasa de desempleo de casi el 11% en junio, un leve repunte en comparación con los meses anteriores, no refleja completamente el costo de la pandemia en la fuerza laboral.

En este sentido, Navarro dijo que en su segundo mandato, Trump “terminará lo que empezó” para la recuperación de la economía y cargó contra su el candidato demócrata Joe Biden, a quien acusó de “apropiarse descaradamente” del plan económico del presidente republicano.

El ex vicepresidente desveló el pasado jueves un plan económico de 700.000 millones de dólares destinado a impulsar la manufactura estadounidense mediante la compra de productos nacionales. El plan, bautizado “Reconstruyámoslo mejor”, supone un desafío directo a la agenda del mandatario, cuyo lema es “Estados Unidos primero” (America first).

Navarro criticó el plan del demócrata. “Todo lo que quiere hacer es directamente lo opuesto a la dirección de hacer crecer la economía”, afirmó, y aseguró que los cuatro puntos centrales de la política de Trump estarán otra vez en la campaña: “desregulación, recortes de impuestos, dominio en la energía y acuerdos comerciales justos”.

Joe Biden es el candidato del Partido Comunista Chino”, concluyó Navarro. “Trump: compra estadounidense. Biden: compra chino”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Florida registró más 15.000 casos de coronavirus en 24 horas y marcó el nuevo récord de contagios diarios entre los estados norteamericanos

Ex jefe de inteligencia británico: “Huawei no es una compañía de telecomunicaciones ordinaria, es parte del Ejército chino”

De Wuhan a los carteles de la droga en México: cómo se extiende la epidemia del fentanilo

MAS NOTICIAS