Donald Trump anunció que el 15 de enero firmará “un amplio acuerdo comercial” con China

El presidente de Estados Unidos confirmó que la ceremonia tendrá lugar en la Casa Blanca y que representantes de alto nivel chino estarán presentes. “En una fecha posterior, iré a Beijing, donde comenzarán las conversaciones sobre la Fase Dos”, adelantó

Donald Trump (REUTERS/Leah Millis)
Donald Trump (REUTERS/Leah Millis)

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció este martes que firmará el próximo 15 de enero la “muy grande y amplia” fase uno del acuerdo comercial con China en la Casa Blanca con la presencia de altos cargos de Pekín pero sin el presidente Xi Jinping.

Estaré firmando nuestra muy grande y amplia fase una del acuerdo comercial con China el 15 de enero. La ceremonia tendrá lugar en la Casa Blanca. Representantes de alto nivel de China estarán presentes”, informó Trump en su cuenta de Twitter.

El mensaje de Donald Trump
El mensaje de Donald Trump

En un primer momento, el mandatario había apuntado que en el acto de ratificación del acuerdo contaría con la presencia de Xi. “En una fecha más tarde, estaré viajando a Pekín, donde comenzarán las conversaciones para la segunda fase”, agregó.

Tras casi 18 meses de guerra comercial y la consiguiente escalada de aranceles, Trump anunció a mediados de diciembre el cierre de la primera fase de un pacto con China, que incluye la retirada parcial de los gravámenes y el aumento de las compras chinas de productos nacionales.

El viceministro chino de Comercio, Wang Shouwen, confirmó por su parte que la primera fase del pacto aborda temas como la transferencia de tecnología, la propiedad intelectual, la expansión del comercio y el establecimiento de mecanismos para la resolución de disputas, entre otros.

Tanto Washington como Pekín se han comprometido a retirar por etapas los gravámenes que ambas partes se han ido imponiendo durante la disputa.

Donald Trump junto a Xi Jinping (REUTERS/Kevin Lamarque/File Photo)
Donald Trump junto a Xi Jinping (REUTERS/Kevin Lamarque/File Photo)

El acuerdo implica, no obstante, que se mantienen aranceles estadounidenses del 25 % a importaciones chinas valoradas en 250.000 millones de dólares, junto con unos gravámenes reducidos del 7,5 % a importaciones adicionales valoradas en aproximadamente 120.000 millones de dólares.

Las negociaciones entre ambas partes han sufrido varios sobresaltos, con informaciones contradictorias y críticas veladas, desde que en octubre se anunció un principio de acuerdo.

Las tensiones comerciales entre las dos mayorías economías mundiales, que comenzaron el año pasado, han tenido profundas consecuencias.

En sus últimas previsiones de crecimiento mundial, publicadas en octubre, el Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajaba sus proyecciones de expansión al 3 % este año, dos décimas menos que en julio, lastradas por las dudas que ha generado esta disputa.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: