(Foto: NOAA)
(Foto: NOAA)

Tras más de un mes de expedición, científicos de la Exploración Okeanos SE Deep-sea hallaron en las aguas oscuras y profundas del Golfo de México una criatura que habita a casi 1.000 metros bajo la superficie.

Aunque al principio el grupo de expertos confundió al animal con una roca, por su capacidad de camuflarse en el paisaje de su entorno, al observar con atención se dieron cuenta que se trataba de un rape Schaefer (Sladenia Shaefersi), un pez que no se había visto antes en el océano del sur de Florida.

“Este pez (Sladenia shaefersi) tiene el nombre común de rape Schaefer. Aunque nos encontramos distintos tipos de rape durante nuestra exploración, esta especie particular no es tan conocida, por lo que vislumbrarla durante la inmersión 12 del 2019 durante la exploración en aguas profundas al sureste de EEUU, y ver sus aletas modificadas que actúan como pies y le permiten caminar en el fondo marino, fue todo un placer", escribió este jueves en su cuenta de Facebook NOAA Office of Ocean Exploration an Research, agencia que lideró el proyecto.

Así es el misterioso pez que descubrieron en el Golfo de México

Con una longitud de hasta 1.50 metros, y un peso que puede alcanzar los 50 kilogramos (110 libras), el rape Schaefer se alimenta de otros peces y es capaz de devorar presas del doble de su tamaño.

“Si nosotros pensamos que era una roca, imagínate que fueras un pez, un pez pequeño, no te darías cuenta [de que está ahí]”, narra un video difundido por la agencia, que explica que la piel gruesa y gomosa del animal, de un patrón moteado, le permite mezclarse con su entorno turbio de aguas profundas.

Más allá de su aspecto y tamaño, la característica más particular de este pez es su capacidad para modificar la estructura de sus aletas y convertirlas en grandes patas que le permiten pararse y caminar sobre el fondo marino.

Además, el rape Schaefer es una especie que participa de un tipo de reproducción conocida como parasitismo sexual. Al momento de aparearse, el macho se adhiere a la hembra y se fusiona con su cuerpo, uniendo sus tejidos y sus sistemas circulatorios. A partir de entonces, pasa a depender de la hembra para subsistir. Se estima que al menos 20 especies de peces practican esta forma de reproducción sexual.

"Al principio se pensaba que se trataba de un pez raro, pero a medida que se han realizado más investigaciones profundas in situ se ha descubierto que es más común de lo que creíamos”, aclaró NOAA en el video que publicó en redes sociales.

Aunque esta es la primera vez que se observa un ejemplar de rape Schaefer en el Golfo de México, la especie fue descubierta en 1976, frente a la costa de Colombia en el mar Caribe. Entonces la revista National Geographic describió a este pez como “posiblemente el animal más feo del planeta”, que “vive en lo que es fácilmente el hábitat más inhóspito de la Tierra: el fondo solitario y sin luz del mar”.

(Foto: Facebook NOAA)
(Foto: Facebook NOAA)
Dumbo octopus (Foto: NOAA)
Dumbo octopus (Foto: NOAA)

En la expedición, que se realizó a unos 100 kilómetros al suroeste del parque nacional de Dry Tortugas, en Florida, los científicos encontraron además del rape Schaefer estrellas de mar, camarones, cangrejos, calamares, esponjas y un dumbo octopus a 1.000 metros de profundidad.

“Esta región tiene hábitats extensos, pero poco conocidos, en el fondo marino profundo y en aguas medias, así como características geológicas únicas", explicó NOAA. “Los datos de esta expedición permitirán a los científicos y a las autoridades comprender mejor la diversidad y la distribución de los hábitats de aguas profundas en esta región, lo que permitirá tomar decisiones informadas sobre el manejo de los recursos”, añadió.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: