(Shutterstock)
(Shutterstock)

La presidente del sindicato de auxiliares de vuelo más grande de EEUU exigió que la Administración Federal de Aviación prohíba a los cigarrillos electrónicos a bordo de los aviones debido al riesgo de explosión de la batería de estos dispositivos

Las baterías de iones de litio están prohibidas en el equipaje facturado y deben ir en el bolso de mano, ya que si tienen una falla y entran en “fuga térmica”, pueden arder a un nivel superior al que puede ser aplacado por el sistema anti incendios del depósito de los aviones. “Un incendio de batería de iones de litio en un avión puede ser catastrófico”, destacó Sara Nelson, titular de la Asociación de Auxiliares de Vuelo, a CBS News.

Según destacó, la tripulación se ha convertido en los bomberos de las naves, pero necesitan mayor control por parte de las autoridades.

Si bien este tipo de baterías están presentes en todos los celulares (y de hecho el Premio Nobel de Química fue entregado este miércoles a los padres de esta tecnología), a menudo los cigarrillos electrónicos usan modelos baratos y más riesgosos, con mayores probabilidades de combustión.

Si en 2016 se prohibió el abordaje del smartphone modelo Samsung Galaxy Note 7 por los problemas de la batería, ahora las azafatas piden una medida similar. “¿Qué tal si no tenemos estos cigarrillos electrónicos en el avión?” pidió Nelson.

Desde 1991 se han registrado 265 incidentes con baterías a las autoridades federales de aviación. De ellos, 48 estuvieron relacionadas a los cigarrillos electrónicos, una cifra considerable teniendo en cuenta la relativamente reciente popularidad de este hábito, reportó CBS. Por ello, la Administración lanzó en 2015 una advertencia a las aerolíneas para seguir con atención a estos dispositivos, ya que los nuevos modelos pueden disimularse mientras se revisa el equipaje.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: