El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el Vicepresidente Mike Pence durante la Cumbre de Acción Climática de las Naciones Unidas el 23 de septiembre de 2019 en la sede de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York. (Foto de Johannes EISELE / AFP)
El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el Vicepresidente Mike Pence durante la Cumbre de Acción Climática de las Naciones Unidas el 23 de septiembre de 2019 en la sede de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York. (Foto de Johannes EISELE / AFP)

El presidente estadounidense, Donald Trump, llegó por sorpresa este lunes al auditorio de Naciones Unidas donde se celebra la Cumbre de Acción Climática, pero no intervino en esa reunión de alto nivel a la que no estaba previsto que acudiera.

Trump, cuya prevista ausencia en la cumbre era uno de los aspectos más comentados de la cita, llegó a la reunión cuando el primer ministro de la India, Narendra Modi, comenzaba su discurso, y le aplaudió cuando finalizó.

El mandatario también escuchó a la canciller alemana, Angela Merkel, y abandonó la sala cuando comenzaba un panel encabezado por el presidente de Chile, Sebastián Piñera.

Trump había negado este domingo que su prevista ausencia en la cumbre sobre el clima fuera una señal de que "desprecia" el tema, al asegurar que simplemente estaba "muy ocupado". "Hoy voy (a Texas) por las inundaciones, que son muy importantes para mí. Y el cambio climático, todo es muy importante", afirmó Trump el domingo.

Bajo el Gobierno de Trump, Estados Unidos ha decidido abandonar el Acuerdo de París sobre el clima y dar marcha atrás a muchos de sus compromisos.

El mandatario, un escéptico del cambio climático, ha contraprogramado de hecho la Cumbre del Clima con una reunión sobre la protección de la libertad religiosa que comenzó poco después de su la reunión climática, y también dentro de la sede de Naciones Unidas.

La ONU espera que de la cita sobre el clima salgan acciones concretas y realistas que permita limitar al menos 1,5 grados centígrados el aumento de las temperaturas globales en los próximos años.

La activista sueca Greta Thunberg, de 16 años, habla en la Cumbre de Acción Climática de las Naciones Unidas (Reuters)
La activista sueca Greta Thunberg, de 16 años, habla en la Cumbre de Acción Climática de las Naciones Unidas (Reuters)

La Cumbre de Acción Climática comenzó hoy con mensajes contundentes a los líderes del planeta. El discurso de la adolescente sueca Greta Thunberg, líder de los movimientos estudiantiles que alertan sobre el cambio climático, fue contundente. Sin más explicaciones sobre los efectos que la crisis climática causa en el planeta, apeló directamente a la acción política: "Los estamos mirando. No tendría que estar aquí, tendría que estar en el colegio al otro lado del océano. Me han robado mis sueños, mi esperanza con sus palabras vacías. De lo único que hablan es de dinero y nos cuentan historias sobre el crecimiento económico perpetuo. ¿Cómo se atreven?", preguntó.

"Si realmente entendieran la situación no estarían sin hacer nada. Nos están fallando. Los ojos de las futuras generaciones están sobre ustedes. Nunca los perdonaremos. ¿Cómo se atreven a pretender que esto se puede resolver con los negocios como de costumbre? El mundo se está despertando, te guste o no", agregó.

La joven se dirigió a los representantes de los países presentes que llevaron a la cumbre las acciones que están llevando adelante. Sólo participan los países que muestran avances en sus políticas de acción climática.

Con el mismo tono, el secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, se dirigió al auditorio al dejar inaugurado el encuentro: "No se trata de una cumbre para hablar, hemos hablado bastante. No se trata de una cumbre para negociar porque no se negocia con la naturaleza. Es una cumbre de acción. Los gobiernos han venido a mostrar cuán comprometidos están, quiénes son los líderes para invertir en un futuro verde. Los jóvenes, sobre todo, están exigiendo que se actúe con carácter urgente y tienen razón. La emergencia climática es una carrera que vamos perdiendo, pero podemos ganar", indicó.

Guterres hizo hincapié en un reporte de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) que se conoció ayer y revela que el período 2015-2019 fue el más caluroso de la historia jamás registrado. "La temperatura media mundial aumentó 1,1 grados centígrados desde la era preindustrial y en 0,2 grados con respecto al período 2011-2015. Además, la concentración de gases de efecto invernadero aumentó también a niveles sin precedentes, confirmando una tendencia al calentamiento en el futuro", sostiene ese reporte científico.

Con información de AFP y EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: