Las imágenes fueron grabadas por el grupo de pescadores a 48 kilómetros de la costa de Nueva Jersey (Video: Facebook @JeffCrilly)

Jeff Crilly y cinco amigos participaban este lunes en un torneo de pesca en el estado de Nueva Jersey, cuando tuvieron un aterrador encuentro con un descomunal tiburón blanco que les robó la carnada.

El dramático video fue grabado por uno de los pescadores a 48 kilómetros de la costa. Según revelaron, el bote deportivo en el que navegaban medía menos de 10 metros de eslora.

"Nosotros hemos pescado tiburones muchas veces y nunca habíamos visto nada como eso. Nos quedamos impresionados por lo grande que era", dijo el propietario de la embarcación, Jeff Crilly, al diario local Asbury Park Press.

El grupo de pescadores participaba en un torneo de caza de tiburones mako, pero el ejemplar que salió a la superficie, les dejó atónitos y eufóricos por su gran tamaño (Foto: captura de pantalla video Facebook @JeffCrilly)
El grupo de pescadores participaba en un torneo de caza de tiburones mako, pero el ejemplar que salió a la superficie, les dejó atónitos y eufóricos por su gran tamaño (Foto: captura de pantalla video Facebook @JeffCrilly)

Cuando ocurrió el incidente, los seis amigos concursaban en un torneo de pesca de tiburones mako, donde los participantes usan cebos para atraer a sus presas y así poder engancharlas.

"Es difícil decir cuánto pesaba porque no teníamos nada para compararlo, pero probablemente serían 900 kilos ", dijo Crilly, del municipio de Toms River, acerca del tiburón blanco con el que se toparon.

Su video ya alcanzó más de 311.000 reproducciones y supera los 600 comentarios. En sus mensajes, muchos mostraron su horror ante el tamaño y la fuerza del animal, y algunos otros sermonearon a los pescadores, por no tomarse en serio la peligrosa situación que vivieron.

A finales de mayo, un grupo de científicos de la organización sin ánimo de lucro OCEARCH advirtió de la presencia de cuatro enormes tiburones blancos en las Carolinas, estados cercanos a Nueva Jersey.

Hace un mes, un grupo de científicos alertó la presencia de cuatro enormes tiburones blancos en las Carolinas, estados ubicados cerca de Nueva Jersey (Foto: captura de pantalla video Facebook @JeffCrilly)
Hace un mes, un grupo de científicos alertó la presencia de cuatro enormes tiburones blancos en las Carolinas, estados ubicados cerca de Nueva Jersey (Foto: captura de pantalla video Facebook @JeffCrilly)

Los tres primeros ejemplares, Luna, Caroline y Katherine miden alrededor de cuatro metros y pesan cerca de 1.000 kilos. La cuarta, Jane, algo más pequeña, tiene una longitud de tres metros y un peso de 236 kilos.

Según el equipo de expertos, todas ellas merodeaban por las costas de las Carolinas, aunque no suponían ningún peligro para los bañistas porque nadaban lejos de las playas.

La preocupación por la presencia de tiburones en el litoral este de EEUU ha llegado a tal punto que los comercios de Cabo Cod, en Massachusetts, retiraron todos los artículos que tengan la forma o imagen de estos animales, para no asustar a los turistas, tal y como informó Boston Globe.

En Carolina del Norte se produjeron tres ataques de tiburón en menos de 15 días (Foto: Google Maps)
En Carolina del Norte se produjeron tres ataques de tiburón en menos de 15 días (Foto: Google Maps)

En las últimas semanas, los animales se han acercado a las orillas de las playas de Carolina del Norte, con tres ataques en menos de 15 días. Aunque ninguna de las víctimas falleció tras los accidentes, Paige Winter, una adolescente de 17 años, sufrió heridas de gravedad que la llevaron al borde de la muerte. La joven perdió una pierna y tuvo que someterse a una cirugía de 14 horas para reconstruir una de sus manos.

Días después, a pocos kilómetros de ese incidente, un surfista de 19 años llamado Austin Reed sintió como un tiburón le había mordido en el pie. Aunque pensó que el animal se lo había arrancado, el adolescente no necesito una amputación y se espera que tenga una recuperación completa.

La última víctima fue un niño de ocho años que fue atacado este domingo también en Carolina del Norte. La vida del pequeño no corre peligro, y aunque sufrió graves perforaciones en la pierna, también se espera que se recupere por completo.