Elliott Abrams
Elliott Abrams

El representante especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, llegó a los EEUU procedente de Roma esta mañana, luego de haber mantenido una reunión con el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, para discutir la crisis venezolana. Sin un acuerdo tangible en la mano, el funcionario de Trump reveló pasajes de esa conversación, que según dijo, fue en términos muy claros. "Los rusos no dicen las estupideces que dice Maduro, como que en Venezuela no hay hambre", contó para graficar el tono del encuentro.

EEUU fue el primer país en reconocer a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela y desde entonces profundizó la imposición de sanciones para cercar al régimen de Maduro. Del otro lado, el gobierno de Vladimir Putin estrechó sus lazos con el chavismo e, incluso, comenzó a enviar productos y bienes para aliviar la presión internacional. Abrams viajó a Roma para comunicarle a los rusos las "sugerencias" de los EEUU. "Les expliqué que nunca recuperarán sus inversiones si Maduro sigue manejando la economía, que sepan que si quieren proteger sus intereses, con él es imposible", contó.

"Después de hablar con ellos, mi impresión es que apoyan a Maduro pero se dan cuenta de la situación venezolana. Maduro sigue diciendo que es todo culpa de EEUU, pero los rusos saben que la crisis es muy grave", analizó el funcionario norteamericano en una videoconferencia con un grupo de periodistas internacionales de la que participó Infobae.

Juan Guaidó y Nicolás Maduro (Reuters)
Juan Guaidó y Nicolás Maduro (Reuters)

Además, le advirtió al vicecanciller ruso que en este momento EEUU "no está planificando una invasión, pero que sobre la mesa está todo". De hecho, reveló que insistió en este concepto:"Hoy no seguimos el sendero militar, pero en el futuro se evaluará".

Abrams describió la conversación como "muy interesante" y detalló que se prolongó por dos horas en las que, según dijo, trató de explicarles que sus intereses -inversiones o préstamos- nunca serán recuperados si apoyan al chavismo. "El régimen nunca podría pagarle sus deudas a Rusia o china, por lo que un cambio político es necesario para ellos también".

Para Abrams, la estrategia estadounidense sí está funcionando, aún cuando Maduro parece aferrado al poder: "Si miramos atrás, de diciembre a hoy, hay unidad de la oposición que no existía, 54 países democráticas influenciales apoyan a Guaidó y no a Maduro, hay más sanciones y cada vez más duras… La situación que tenemos hoy es tantísima más difícil para Maduro y el régimen. Creemos en la política de Guaidó y en la Asamblea Nacional, y vamos a seguir con este camino".

El funcionario de Trump se mostró optimista e, incluso, comparó la situación venezolana con la tunecina o la egipcia durante la Primavera Árabe. "Como en los casos de Ben Ali o Hosni Mubarak, muchos regímenes parecían muy estables una semana antes de caer…".

Abrams adelantó que continuarán las sanciones y prometió que habrá más "cada semana o casi cada día" porque el objetivo norteamericano, explicó, es "apoyar a los venezolanos".

"El nivel de la crisis está creciendo y la gran mayoría de los venezolanos claramente quieren un cambio, que se vaya Maduro… No hemos llegado a ese punto aún porque él y su equipo quieren quedarse para robar más y evitar las consecuencias de sus robos y acciones de los últimos años", aseguró.

Además, prometió que el gobierno de Trump sancionará individualmente a la jueza, los fiscales y a los efectivos del Sebin, el servicio de inteligencia chavista, que allanaron y arrestaron esta madrugada a Roberto Marrero, jefe del despacho de Juan Guaidó. "Sabemos quiénes son cada uno de ellos", advirtió.

Roberto Marrero (Facebook: Roberto Marrero)
Roberto Marrero (Facebook: Roberto Marrero)

El régimen nunca podría pagarle sus deudas a Rusia o china, por lo que un cambio político es necesario para ellos también

Abrams, además, pidió que el Grupo de Lima, la Unión Europea y la ONU reaccione enérgicamente ante este tipo de atropellos. "El régimen teme a la reacción internacional a una posible detención de Guaidó, y están actuando contra su equipo. Por eso tenemos que reaccionar inmediatamente o habrá más ataques contra su equipo", adelantó.

Sobre la posibilidad de que España intente liderar una mediación para un nuevo diálogo – el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero viajó el lunes a Venezuela- el funcionario norteamericano no quiso explayarse, pero descartó es posibilidad: "Eventualmente, al final, una negociación será necesaria, pero entre venezolanos, Una mediación es otra cosa, no lo veo". Y agregó: "En España se dan cuenta que hay un lado donde está el pueblo, y que del otro hay una dictadura".

"Tenemos la impresión que estamos ganado, Guaidó está cada vez más fuerte", aseguró.

La videoconferencia completa:

MÁS SOBRE ESTE TEMA: