Así son torturados los militares desertores

"A los prisioneros los tratan como si fueran animales. Todo el tiempo hay una opresión tanto física como psicológica". El teniente venezolano Ronald Alirio Dugarte Silva, quien desertó del régimen de Nicolás Maduro, presentó impactantes imágenes ante la Organización de Estados Americanos (OEA) de las brutales torturas que lleva a cabo la dictadura chavista en las cárceles militares contra los detenidos.

El joven uniformado participó vía videoconferencia del encuentro en el que la Directora Ejecutiva del Casla Institute y delegada ante la Corte Penal Internacional, Tamara Suju, y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, denunciaron los crímenes de lesa humanidad del régimen.

Revelaron las torturas del DGCIM en las cárceles venezolanas
Revelaron las torturas del DGCIM en las cárceles venezolanas

Dugarte manifestó que formó parte de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), donde desempeñó varios cargos; "el más importante, en la división de investigaciones". Pero también estuvo como custodia de calabozo, "donde permanecen los prisioneros políticos".

Ronald Alirio Dugarte Silva
Ronald Alirio Dugarte Silva

"No me imaginé ver tantas atrocidades humanas", reconoció, para luego dar detalles de esas atrocidades: "Prisioneros durmiendo en el piso, haciendo sus necesidades en una botella de agua; prisioneros a los que no se les brinda el servicio médico; prisioneros torturados…".

El teniente venezolano aseguró que vivió "seis meses de terror" en esa área del DGCIM: "Durante los seis meses que me desempeñé como custodio, ayudé como pude a los prisioneros, sin que algún funcionario me descubriera, poniendo en riesgo mi libertad y mi vida".

El capitán Caguaripano y el coronel Mejías Laya, dos de los cientos de militares detenidos y torturados por el régimen de Maduro
El capitán Caguaripano y el coronel Mejías Laya, dos de los cientos de militares detenidos y torturados por el régimen de Maduro

Los videos que exhibió ante la OEA fueron grabados de forma oculta. Tal como detalla en su relato, en los tres casos son militares. El primero corresponde al capitán Caguaripano, a quien un oficial le pregunta si quiere desayunar. "Él se niega porque no se le está brindando el apoyo y el servicio médico, ya que tenía varios días con ese estado, con dolores estomacales y orinaba sangre". En la grabación se puede observar al detenido sosteniendo un bidón con sangre. El oficial no hace caso a su reclamo de llamar al coronel y cierra la puerta.

El segundo video muestra al coronel Mejías Laya, quien "fue torturado brutalmente durante su permanencia en la división de investigación", con las manos atadas a la espalda y con los ojos vendados, sentado en el piso de una pequeña habitación. "Él duró de esa forma 30 días", reveló Dugarte.
En el tercer video, el joven uniformado relató que se dirigió a los cuartos de tortura: "En esa oportunidad ellos me dieron la orden de preguntarles a los torturados cómo se sentían". En ese cuarto se puede observar a tres hombres: "el coronel García Palomo, el ciudadano Avichela y el coronel Acevedo".

Ronald Alirio Dugarte Silva

Dugarte indicó que él sólo custodiaba y que no tenía acceso al área donde torturaban a los prisioneros, pero afirmó que sí pudo "escuchar sus gritos de dolor". Reveló, además, que tiene conocimiento de diferentes centros de tortura, algunos "en el Fuerte Tiuna", y otros en "lugares clandestinos". De estos centros clandestinos, que también fueron denunciados por Suju, "los que solo tienen conocimiento son el personal cubano y los colectivos" chavistas.

El teniente aclaró que estos colectivos en verdad son más paramilitares, ya que son "adiestrados, equipados y armados militarmente". "Portan credenciales de la DGCIM, extorsionan, secuestran, torturan y asesinan".

Dugarte dio detalles de cómo operan los agentes cubanos en Venezuela (EFE)
Dugarte dio detalles de cómo operan los agentes cubanos en Venezuela (EFE)

Durante su exposición, también dio detalles de la intervención cubana en las fuerzas armadas venezolanas. Sostuvo que durante su formación militar fue adiestrado tanto por militares venezolanos, como "por la milicia de inteligencia cubana para realizar labores de contrainteligencia que prevengan las actividades de espionaje y contrainteligencia enemiga".

"Observé con mis propios ojos cómo la milicia de inteligencia cubana realiza operaciones mixtas entre militares cubanos y venezolanos para ir a la RECIM (Región de Contrainteligencia Militar, RECIM Capital, Insular, Guayana, Oriental, los Llanos, Occidental, Los Andes)", agregó. Apuntó, por su parte, que los agentes cubanos "dan órdenes a los generales que comandan cada RECIM y a cada uno de los analistas". "Siempre sembrando odio a cualquier persona que esté en contra del comunismo".

Dugarte aseguró que decidió desertar después de los meses de terror que vivió y contó que un prisionero le pidió que mostrara al mundo lo que se está viviendo en las cárceles del régimen. Reconoció, asimismo, que el descontento en la Fuerza Armada es muy grande, pero aclaró: "Muchos colegas tienen miedo, temen que el régimen haga algo en contra de sus familiares".

Las palabras de Almagro y Suju

Descargas eléctricas, asfixias y golpes

Previo a la intervención del teniente Dugarte, Luis Almagro y Tamara Suju dieron detalles de las torturas y crímenes de lesa humanidad perpetrados por el régimen chavista.

El secretario general de la OEA indicó que cientos de personas sufrieron -y sufren- "torturas físicas y psicológicas, asfixias y violaciones". "La aplicación de la tortura ha sido utilizada para sembrar terror y castigar a la disidencia y opositores".

Denunció, además, que el uso sistemático de la tortura "constituye claramente un crimen de lesa humanidad que ya debe ser investigado", e hizo referencia a la intervención cubana en los distintos mecanismos de tortura y represión.

Suju indicó que entre las víctimas también se encuentran mujeres y menores de edad.

Por su parte, remarcó que el primer trimestre del año fue "el más duro" en cuanto a la represión del régimen. En esa línea, detalló que la mayor parte de las víctimas fueron asesinadas en el marco de las manifestaciones: "El FAES y la PNB buscaron a personas que se han manifestado y las han ejecutado incluso frente a sus familias".

La directora ejecutiva del Casla Institute sostuvo que la tortura "se ha incrementado por el desespero de Maduro".

Tamara Suju, directora ejecutiva del Casla Institute
Tamara Suju, directora ejecutiva del Casla Institute

En los últimos dos meses, según indicó, se registraron 40 nuevos casos de torturas. "Las más atroces contra militares: colgados, tirados en el piso sin agua ni comida, hogares brutalmente allanados, hijos masacrados por el FAES". También denunció "torturas de familiares, asesinatos por grupos paramilitares y desapariciones forzadas".

En línea con la declaración de Dugarte, Suju reveló que la DGCIM utiliza "centros de tortura clandestinos". "Algunas son viviendas incautadas al narco. Estas viviendas son llamadas 'casas de tortura'".

La tortura se ha incrementado por el desespero de Maduro

En esos centros, uno de los nuevos métodos de tortura consiste en echar "droga" a los prisioneros en zonas del cuerpo "donde están sangrando".

También denunció la persecución que sufren los periodistas: "Algunos fueron secuestrados y amenazados de muerte".

Suju, quien subrayó que ya son más de mil los militares que desertaron, informó que estas denuncias serán llevadas la próxima semana a la Corte Penal Internacional de La Haya.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: