La caza ilegal de caimanes está considerada un delito de tercer grado, punible con hasta cinco años de cárcel y una multa de USD 5.000
La caza ilegal de caimanes está considerada un delito de tercer grado, punible con hasta cinco años de cárcel y una multa de USD 5.000

Agentes de la Comisión para la Fauna y la Pesca (FWC) de Florida investigan el hallazgo de un caimán decapitado y sin cola en una carretera de Palm Bay, en la costa este del estado, un delito que conlleva una multa de USD 5.000 y hasta cinco años de cárcel, informaron medios locales.

Fue una vecina de la zona, Brianna Balogh, que conducía esa noche hacia un establecimiento, quien se topó con el caimán mutilado en medio de la carretera y alertó a la Policía, al igual que hicieron otros conductores.

“Le habían cortado la cabeza y la cola. Realmente me da asco que haya personas que hagan cosas así. Son solo animales. No son agresivos. Si los dejas solos, te dejan en paz”, dijo Balogh al citado medio.

En abril pasado, las autoridades encontraron también otro caimán decapitado en la localidad de Rockledge, en el mismo condado, pero no se ha producido todavía ningún arresto.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: