Entre los buques patrulla que incautaron drogas aparecen el Vigorous y el Thetis, que consiguieron 1.150 y 1.060 kilogramos de cocaína en una única operación, respectivamente (Getty Images)
Entre los buques patrulla que incautaron drogas aparecen el Vigorous y el Thetis, que consiguieron 1.150 y 1.060 kilogramos de cocaína en una única operación, respectivamente (Getty Images)

La Guardia Costera estadounidense descargó en el puerto de Fort Lauderdale (sur de Florida) 10 toneladas de cocaína, valoradas en USD 300 millones, incautadas en aguas internacionales del Pacífico frente a las costas de Centroamérica y Suramérica.

Uno de los buques, el guardacostas Spencer, interceptó aproximadamente 3.000 kilos de cocaína, mientras que el Alert incautó, en seis operaciones, 3.305 kilos de cocaína y 23 kilos de heroína.

La operación, según el comandante del buque patrulla Spencer, John Mctamneym, es "el resultado de los esfuerzos de múltiples buques, aviones y apoyo de la Guardia Costera, para detener a estas organizaciones criminales que se benefician de la delincuencia transnacional y el contrabando".

Agencias estadounidenses, incluidos los Departamentos de Defensa y Justicia y Seguridad Nacional, estuvieron involucradas en las operaciones dirigidas por la Guardia Costera, quien ha aumentado su presencia en aguas orientales del Pacífico y el Caribe debido a que son zonas de tránsito de la droga desde Centroamérica y Suramérica.

LEA MÁS: