(Reuters)
(Reuters)

La definición entre Croacia y Dinamarca fue electrizante. Aunque se consumó desde los doce pasos, los últimos minutos del segundo tiempo suplementario fueron dramáticos.

Porque a falta de cinco para que se decreten los disparos desde el punto penal, el croata Ante Rebic picó solo hacia el área, eludió al arquero y, cuando estaba por definir al gol, Jorgensen lo bajó desde atrás. El árbitro argentino Néstor Pitana cobró el penal y Luca Modric se paró frente a la pelota para decretar el pase. Sin embargo, el arquero Schmeichel adivinó y atajó el disparo.

El penal que le atajaron a Modric

Si bien el futbolista del Real Madrid luego tendría revancha en los disparos directos y convertiría el suyo, el gran salvador fue su compañero, el arquero Danijel Subasic, quien contuvo tres penales (a Eriksen, Schöne y Jorgensen) y le dio la clasificación a Croacia a los cuartos, pese a los dos remates que controló Schmeichel por Dinamarca.

(AFP)
(AFP)

Así, Subasic se transformó en el héroe inesperado del cruce por los octavos de final del Mundial de Rusia. Porque mientras todos los flahes apuntaban en la previa a las figuras de Modric, Rakitic, Mandzukic, Kovacic, entre otros, fue el portero quien se cargó la clasificación al hombro.

En la tanda de penales, Subasic contuvo tres disparos

Danijel Subasic tiene 33 años y ataja actualmente en el Monaco de la Ligue 1 de Francia. Fue clave en el ascenso del conjunto del Principado, quien lo había contratado en 2011/12. Allí se convirtió en uno de los ídolos y demostró que los penales no son solo su especialidad, ya que en un encuentro de Liga anotó un gol de tiro libre y le dio el triunfo a su equipo frente al Boulogne (2-1).

Su primera aparición en la selección croata fue en 2006 como arquero de la Sub 21. Tres años depués, le llegó el turno a la Mayor: su debut fue el 14 de noviembre en la goleada 5-0 frente a Liechtenstein en Vinkovci. Actualmente, es el dueño absoluto del puesto desde la retirada del histórico Stipe Pletikosa.

Resumen del partido