James Rodríguez ganó el premio Puskas al mejor gol de la temporada en el Mundial de Brasil.
James Rodríguez ganó el premio Puskas al mejor gol de la temporada en el Mundial de Brasil.

Colombia quiere aprovechar el trampolín de la zurda de James Rodríguez que le dejó a las puertas de unas semifinales por primera vez en su historia. El jugador del Bayern de Múnich gobernó Brasil con la catapulta engrasada, pero sin su principal socio. Radamel Falcao sí que estará esta vez en el plantel de la selección cafetera.

Esta camada de futbolistas colombianos se ha ganado el derecho a soñar. En los últimos 30 años, creció el fútbol de la selección. Quedó plasmado en el número de participaciones: pleno en los años 90. Con la edición de Rusia, los hombres del argentino Pékerman tacharán la casilla mundialista por sexta vez en su historia.

El conjunto colombiano conserva sus piezas fundamentales en todas las líneas. La zaga perdió a Mario Yepes, estandarte ya retirado del fútbol profesional, que ayudó a su selección a encajar apenas cuatro goles en todo el campeonato pasado. La aparición de jugadores con proyección, frescura y descaro, tales como Yerri Mina, Dávinson Sánchez o Johan Mojica, contribuirá tanto al desempeño defensivo del plantel como a su elaboración desde la base de la jugada. Además, Pékerman tiene en su lista a los nombres importantes que sostuvieron la generación de juego en zonas de creación y el volumen ofensivo en Brasil hace cuatro años. En comparación con otras selecciones latinoamericanas, Colombia es la cuarta con más jugadores que ya han participado en ediciones anteriores.

La confección del plantel obligó a su director técnico a estar al día con al menos once ligas de América y Europa. España es el país que alberga una mayor cantidad de jugadores seleccionados por Colombia. De la liga local, apenas hay tres representantes; dos porteros suplentes y un centrocampista que apura sus últimas temporadas: Abel AguilarEsta es la distribución por el mundo de los 23 futbolistas convocados:

Pese a la actuación histórica en la edición pasada de la Copa del Mundo, con pleno de victorias en fase de grupos y una sola derrota en todo el torneo, el balance histórico de partidos mundialistas de la selección colombiana es negativo. Han conseguido superar a sus rivales en el 38% de sus encuentros.

La gráfica de rendimiento evidencia el salto cualitativo de la selección cafetera con respecto a su línea habitual. Hasta Brasil, su mayor gesta había sido entrar en tres mundiales seguidos. En Rusia tendrán la posibilidad de seguir construyendo sobre la base que edificó Pékerman.

Japón, a la que ya goleó en su último enfrentamiento oficial, será su primer contendiente. Polonia y Senegal completan un grupo diverso, parejo y en el que Colombia parte como principal favorita.

SEGUÍ LEYENDO SOBRE ESTE TEMA: