Luis Suárez y Edinson Cavani serán las principales armas ofensivas de Uruguay (Foto: AFP)
Luis Suárez y Edinson Cavani serán las principales armas ofensivas de Uruguay (Foto: AFP)

La selección charrúa comenzará su andadura en el Mundial de Rusia en el Ekaterimburgo Arena, donde enfrentará a la Egipto de Héctor Cúper y Mohamed Salah en la lucha por un puesto en octavos. Uruguay juega su tercera Copa del Mundo consecutiva, la decimotercera desde que se inauguró la competición en su propio suelo.

Además del conjunto egipcio, los jugadores que han hecho las maletas hacia Rusia se verán las caras con Arabia Saudita y la anfitriona del torneo, que este jueves reventó el estreno de un manotazo. El Maestro Tabárez ha confeccionado una convocatoria equilibrada entre juventud y experiencia. De todas las selecciones latinoamericanas, Uruguay es la tercera en la que más futbolistas repiten en una cita mundialista.

De todo el plantel, solo habrá dos en representación de la liga uruguaya: el Cebolla Rodríguez y Guillermo Varela. Como en casi todas las selecciones que aspiran al podio, el grueso del equipo se concentra en equipos de ligas europeas. Así están repartidos por el mundo:

Los charrúas jugarán por lo menos los tres partidos obligatorios de la fase de grupos. A partir de ahí, el baile de puntos del grupo A dirimirá si pasan la barrera hacia octavos, donde cualquier tropiezo amenaza con cruzarse con España. En casi 90 años de mundiales, Uruguay ha jugado más de medio centenar de partidos. El balance es positivo, por el momento.

El debut de la selección de Suárez, Godín, Cavani y compañía tendrá lugar a  1.400 kilómetros del estadio donde se jugará la final el 15 de julio, el sueño de tres millones y medio de uruguayos. El ariete del FC Barcelona buscará resarcirse de su desenlace fatídico en Brasil con goles que aúpen a Uruguay a los partidos calientes. El espejo estará en Sudáfrica, cuando una tripleta atacante endiablada condujo a la selección a semifinales por primera vez en 30 años. Desde que la Copa del Mundo se llama así (hasta 1970 se le conocía como Copa Jules Rimet), este ha sido el rendimiento de Uruguay:

Mohamed Salah espera. Ha sido el máximo goleador africano en las rondas de clasificación, y una buena actuación en el Mundial le consolidaría como candidato al Balón de Oro. Tábarez y los suyos necesitarán neutralizarlo para seguir escribiendo páginas doradas de historia uruguaya.

INFOGRAFÍAS DE TOMÁS ORIHUELA

MÁS SOBRE EL MUNDIAL DE RUSIA 2018: