La selección de Rusia se estrenó en el Mundial con un cómodo triunfo ante Arabia Saudita, quien por lo mostrado en el debut podría ser uno de los equipos más flojos del torneo. El elenco anfitrión dominó el partido sin desplegar un juego muy vistoso pero aprovechándose de las limitaciones de los árabes. Yuri Gazinskiy, Denis Cheryshev (2), Artem Dzyuba y Aleksandr Golovin fueron los autores de los goles en el 5-0 del primer partido del Grupo A.

La Copa del Mundo se inició a puro gol, desde la magia de Golovin (buscado por Juventus y Arsenal y tapaso en 20 millones de euros) y la contundencia del conjunto. Un gran punto de partida.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: