Escándalo en el fútbol italiano: acusan de violación grupal a cinco jugadores de un club de la Serie C

El hecho se habría producido en enero del 2020. La joven denuncia que fue obligada a tomar alcohol y que los futbolistas del Virtus Verona grabaron la violación con sus celulares

Jugadores del Virtus Verona fueron acusados de violación grupal
Jugadores del Virtus Verona fueron acusados de violación grupal

Una noticia que se dio a conocer en las últimas horas generó asombro en el fútbol italiano. Según indicó la prensa del país europeo, cinco jugadores del club Virtus Verona, que milita en la Serie C, la tercera categoría del Calcio, fueron acusados por violar en grupo a una joven de 20 años.

El hecho se habría producido en enero de 2020 y será la justicia la encargada de decir, tras la audiencia preliminar, si se abrirá un juicio con acusación de violencia sexual en manada. Los futbolistas implicados tienen aproximadamente 20 años y, según denunció la víctima, la habrían obligado a tomar alcohol. Una vez que la joven perdió lucidez se turnaron para abusar de ella y capturaron las imágenes con sus teléfonos celulares.

En declaraciones al periódico local Corriere del Veneto, la mujer dio detalles de lo que ocurrió esa noche del primer mes del año pasado. “No recuerdo cómo terminé en el dormitorio… Los cuatro chicos a mi alrededor estaban desnudos de cintura para abajo. En ese momento pregunté: ‘¿Pero cuántos cuántos son’?’”, dijo la víctima, que además confirmó que recibió una invitación de su compañero de estudios por Whatsapp para asistir a su encuentro.

La joven explicó que antes de ser violada, participó de un juego de cartas “alcohólico” en el que ingirió tres cervezas y un par de vasos de ginebra con limón antes de empezar a sentirse mal. Según su relato, cuatro de los jugadores habrían perpetuado el abuso sexual mientras que el restante se encargó de filmar lo sucedido. “No me sentía bien, pero después de un tiempo, cuando comencé a darme cuenta de lo que estaba pasando, les pedí que pararan, también porque estaba en un estado de total abandono. No pude resistir”, dijo.

La fiscal del caso, Elisabetta Labate, solicitó la imputación de los acusados al finalizar la investigación de lo ocurrido. La próxima audiencia será un par de semanas y allí se verán los videos extraídos de los teléfonos celulares de los cinco jugadores del Virtus Verona.

Los jugadores del Virtus Verona tendrían aproximadamente 20 años, según indicó la justicia italiana (@usvirtusbv)
Los jugadores del Virtus Verona tendrían aproximadamente 20 años, según indicó la justicia italiana (@usvirtusbv)

Una vez que la noticia tomó dominio público, el club fundado en 1921 emitió un extenso comunicado a través de su sitio oficial. “Virtus Vecomp Verona cuenta con una historia centenaria de fútbol pero sobre todo de solidaridad, compromiso social y el máximo respeto por todos. Durante muchos años ha concentrado su actividad entre el deporte y la inclusión y siempre ha tenido, entre sus valores fundacionales, el respeto a los demás, sean quienes sean: hombre, mujer, blanco, negro, rico, pobre. Nuestra forma de vivir la inclusión tiene que ver con la vida cotidiana; con voluntad de cuidar a los demás, firmemente convencido de que todos tienen derecho a ser ayudados y respetados. Creemos que lo único que realmente importa es la humanidad, la sensibilidad y la honestidad. En los últimos cuarenta años Virtus Verona, además de escalar las cimas de los rankings, se ha ocupado de gitanos, drogadictos, prisioneros y refugiados”, indicó la primera parte del escrito.

“Respecto a lo informado por la prensa en estas horas, la Compañía Virtus Vecomp Verona se propone voluntariamente limitarse a enfatizar que se trata de un asunto de carácter privado, que tuvo lugar fuera del contexto deportivo y por el que la justicia sigue su curso. Virtusvecomp Verona, una vez que tuvo conocimiento de ello, mostró inmediatamente sensibilidad y atención, limitándose a lo estrictamente dentro de su competencia, depositando la máxima confianza en el Poder Judicial considerado el único capaz de juzgar”.

Y agregó: “Para no alimentar el morbo y la charla respecto a las personas involucradas y sus respectivas familias, Virtus Vecomp Verona anuncia que, respecto al mismo asunto, no dará más declaraciones, ni a través de comunicados de prensa ni a través de entrevistas. Paralelamente, ya se han activado los órganos legales de confianza para proteger su imagen de empresa modelo, reconocida como tal a nivel local, nacional e internacional”.

Por su parte, el presidente de la Lega Pro, categoría donde juega el conjunto de Verona, también habló con el Corriere del Veneto sobre lo ocurrido con los futbolistas del equipo. “La supuesta historia de violencia sexual que tiene a cinco jugadores acusados y que involucraría a una joven me inquieta como gerente deportivo y como hombre de familia. Claramente la justicia debe seguir su curso, conviene salvaguardar el perfil procesal”, dijo Gabriele Gravina.

“Nunca quise escuchar esa noticia, como gerente, porque se cuestionan valores como el respeto a los demás, que profesamos incluso fuera de la cancha. Al mismo tiempo hay un aspecto humano, también pienso en las familias de la joven y los jugadores, sus amigos, el presidente de Virtus y el club. Pienso en el malestar y la angustia que están sintiendo”, concluyó.

El Virtus Verona es el tercer club en importancia de la ciudad, detrás del Chievo y el Hellas. Desde la temporada 2012-2013 es parte del fútbol profesional en Italia y fue en la campaña 2018-2019 cuando ascendió la Serie D a la C. En la actualidad, el equipo apodado Rossoblù (Rojiazules), marcha en la posición número 12 del Grupo B de la liga con 45 puntos.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR