Paul Pogba se convirtió al Islam y suele ir a la peregrinación a La Meca (@paulpogba)
Paul Pogba se convirtió al Islam y suele ir a la peregrinación a La Meca (@paulpogba)

Para muchos futbolistas la religión es un pilar importante y uno de ellos es el francés Paul Pogba. Hace unos años que el mediocampista del Manchester United se convirtió al Islam y al finalizar cada temporada, durante su periodo de vacaciones, suele aprovechar para ir a la peregrinación a La Meca junto a los amigos que practican la misma creencia.

En una entrevista a 'LifeTimes', el podcast del prestigioso periódico The Times, Pogba habló de varios temas de su vida privada pero principalmente de religión y racismo.

"Tengo muchos amigos musulmanes. Me estaba cuestionando muchas cosas y empecé a investigar por mi propia cuenta. Recé una vez con ellos amigos y sentí algo distinto. Me encontré muy bien. Desde ese día he seguido. Hay que rezar cinco veces al día, es uno de los pilares del Islam. Es algo que hay que hacer. Es una religión que ha abierto mi mente y, tal vez, me hace mejor persona. Ha sido un buen cambio, porque yo no nací musulmán, aunque mi madre lo era", comentó el campeón del mundo con Francia en el Mundial 2018.

Además de confesar los motivos por los que decidió convertirse al Islam, Pogba también reveló el significado de esta religión para él: "Es lo que me hace estar agradecido por todo. El Islam no es la imagen que todo el mundo ve. Lo que oímos en los medios es otra cosa. El Islam es algo muy bonito. Llegas a entenderlo. Cualquier persona puede encontrar que tiene una conexión con el Islam. El Islam es eso, respetar la humanidad y todo".

El francés Paul Pogba también habló sobre el racismo (Reuters)
El francés Paul Pogba también habló sobre el racismo (Reuters)

En dicha entrevista, Paul Pogba también opinó sobre la discriminación en el fútbol y consideró que los jugadores no deberían abandonar el campo al escuchar cánticos racistas, sino que tendrían que intentar marcar goles cuando eso sucede. Él destacó que en su vida cotidiana comparte tiempo con gente de muchas culturas y eso le genera mucha felicidad.

"A mí el racismo no me pone rabioso, me pone triste. Porque yo estoy feliz conmigo mismo. Tengo un amigo chino, un agente italiano, un abogado brasileño, una mujer boliviana, y yo soy francés, de Guinea… Mi vida es muchas diferentes culturas", comentó.

En ese contexto,Pogba recordó una divertida anécdota con un fanático: "Estábamos jugando contra la Fiorentina y alguien dijo algo… que sonaba como un mono. Y le dije: '¿Por qué?'. Después le regalé mi camiseta y se puso muy contento. Y al final del partido me estaba aplaudiendo. Así que mi reacción es rezar por ellos y hacerles entender que nos gusta el deporte y jugar al fútbol", rememoró.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: