El “pase de bowling” que asombró a la NBA y el triple que remató el partido: las perlas de Campazzo en la victoria de Denver ante los Hornets

El base argentino brilló en un nuevo triunfo de los Nuggets: fue el jugador con más minutos en cancha y aportó 8 puntos clave, 6 asistencias 4 rebotes y 3 robos

El resumen de la actuación del ex Peñarol y Real Madrid

Facundo Campazzo sigue asombrando con su participación en la NBA, en la que se continúa destacando como si no le pesara ser un rookie. En el ajustado triunfo de los Denver Nuggets ante Charlotte Hornets por 117 a 112, el base, de 30 años, aportó 8 puntos, 6 asistencias (el que más regaló en el partido), 4 rebotes y 3 robos. Pero, más allá de las estadísticas frías, sin análisis, su aporte llegó en momentos clave del desarrollo. Y con pátinas de brillo, como en la jugada que generó una revolución en las redes sociales.

Fue en el inicio, cuando la franquicia de Colorado estaba 2-5 abajo, cuando sorprendió con una asistencia inédita: apenas atravesó la mitad del campo, soltó la pelota como si se tratara de una bola de bowling hacia el ingreso de Gordon, quien completó con un enceste de dos puntos. El ex Real Madrid ya había ofrecido repetidamente su panorama con el pase “latigazo”, ya un clásico en la temporada, o cesiones sin mirar (”no look”) que enloquecieron a los aficionados presenciales o que siguieron los cotejos por TV. Pero en este caso “creó” una jugada, que hizo furor en las redes.

“No sabemos si es bowling, un paso de baile o un pequeño truco de magia”, ilustró @TeamFacu7, la cuenta que maneja el equipo de comunicación del jugador. “Yendo a los bolos”, siguió con la analogía el Twitter de los Nuggets. Precisamente, Gordon fue uno de sus focos predilectos en las asistencias: en la primera parte también le ofrendó una de larga distancia, que Aaron convirtió en otros dos puntos.

Pero hubo más del frondoso repertorio de Campazzo. Un par de robos de “bandido”, a pura astucia e intensidad en la marca. Una penetración con bandeja incómoda en tierra de gigantes. Y dos triples que despertaron el “1, 2, 3 Campazzo” que acompaña sus lanzamientos de larga distancia. Uno, para sacar una ventaja de 13 (103 a 90). Y el otro, con la naranja en llamas. Es que los Hornets, con buenas actuaciones de Devonte Graham (31 puntos) y Terry Rozier (21), se pusieron en partido. Hasta que Facundo bajó la persiana.

Con el score 109-107 y Charlotte apremiando, recibió de Nikola Jokic y clavó la bomba, que le permitió a los Nuggets tomar los cinco puntos de distancia con los que terminó el compromiso. Y eso que no protagonizaba una noche lúcida desde Saturno (2-7). Pero cuando fue llamado a quemar las redes, lo hizo con gran sentido de la oportunidad.

Michael Porter Jr. y el citado Jokic (30 puntos cada uno) fueron los goleadores de Denver, que ostentan un récord de 45 victorias y 24 derrotas y, a pesar de la baja por lesión de Jamal Murray, van adquiriendo aplomo de cara a los playoffs.

Los Nuggets permanecen en la cuarta colocación de la Conferencia Oeste, a apenas una victoria de Los Ángeles Clippers, terceros en la tabla. El jueves, Denver volverá a la acción frente a Minnesota Timberwolves. Y Campazzo buscará seguir sorprendiendo, incluso a quienes todavía lo miran de reojo, como sucedió con el periodista y escritor Greg Logan, quien terminó siendo duramente criticando por los fanáticos y abofeteado por la evidencia.

SEGUIR LEYENDO: