¿Se refirió a Boca? La ocurrencia del árbitro chileno Tobar que descolocó a Franco Armani en Fluminense-River

En el sorteo previo del duelo por la Copa Libertadores que se disputó en el Maracaná, el juez hizo un comentario llamativo

River y Fluminense empataron 1-1 en Brasil, con goles de Gonzalo Montiel y Fred, en el debut de la Copa Libertadores. Previo al encuentro, el árbitro tuvo una ocurrencia que descolocó por completo a Franco Armani. El chileno Roberto Tobar bromeó con los colores de Boca que contenía la moneda del sorteo, que determina qué equipo comienza sacando.

“¿Azul y amarillo no le gusta mucho?”, bromeó Tobar luego de que el arquero y capitán millonario eligiera azul y se mostrara súper concentrado en el sorteo. Esta salida inesperada del árbitro le sacó una sonrisa a Armani y también al capitán del Fluminense Fred.

Ambos futbolistas fueron grandes protagonistas del encuentro. Porque el brasileño anotó el gol del empate en el complemento, luego de un muy buen primer tiempo de River, mientras que el arquero argentino se lució con dos tapadas en momentos clave que le permitieron a su equipo traerse de Brasil un punto muy valioso.

La primera de las tapadas de Franco Armani fue a los 14 minutos del primer tiempo. Luego de un centro preciso, Luccas Claro conectó la pelota con un gran cabezazo que tenía destino de gol. Sin embargo, el arquero millonario, muy bien ubicado y rápido de reflejos, manoteó con los justo evitando que la pelota se colocara junto al palo izquierdo del arco.

La siguiente acción fue a falta de seis minutos para el final, con el encuentro empatado 1-1. Fluminense llegaba con mucha claridad al arco y parecía que River no podía reaccionar. Tras una mala salida desde el fondo, el Flu contragolpeó de gran manera y la acción terminó con un disparo fortísimo de Juanito Cazares dentro del área. Allí también se agigantó la figura de Armani, quien pegó un salto tremendo para desviar la trayectoria de la pelota que tenía un destino seguro de gol.

“Prácticamente el partido lo teníamos dominado. Éramos los que manejábamos la pelota, teníamos la intención de ir para adelante a buscar el segundo gol. Obviamente Cazares es un jugador diferente, con clase. Después del empate de ellos, el segundo tiempo fue la única jugada”, reconoció el arquero sobre esta atajada.

“Después del empate se animaron un poquito más, con el cambio del otro delantero. Buscaban los rebotes. Prácticamente, dominamos todo el partido”, agregó en diálogo con ESPN tras el partido.

Para terminar, analizó el juego y reconoció que se hizo un buen partido: “Tuvimos el dominio de la pelota. A lo mejor nos faltó profundidad en el último tercio para ampliar la ventaja y estar más tranquilos. No creo que hayamos bajado el rendimiento en el segundo tiempo. Hay que darle mérito al rival. También juega, te hace sentir incómodo. El partido, por lo general, fue sin sobresaltos”.

SEGUIR LEYENDO: