El calvario que vivió una estrella del baloncesto mundial al ser apresada por protestar contra la dictadura de Bielorrusia

La basquetbolista Yelena Levchenko contó que durante sus 15 días de encierro no le permitieron bañarse, le quitaron el colchón y las sábanas y no la sacaron de su celda en cinco días

La jugadora de baloncesto Yelena Levchenko durante un partido disputado con la selección de Bielorrusia (EFE)
La jugadora de baloncesto Yelena Levchenko durante un partido disputado con la selección de Bielorrusia (EFE)

La bielorrusa Yelena Levchenko, nombrada mejor pívot en el Mundial 2010 y finalista de la WNBA ese mismo año, fue liberada este jueves después de cumplir 15 días de arresto administrativo en el centro de reclusión de Okréstina, trágicamente famoso por los abusos y torturas a manifestantes, por enfrentarse al último dictador de Europa, Alexander Lukashenko. La deportista había sido detenida en el aeropuerto cuando se disponía a volar a París para su rehabilitación. Su delito fue participar en dos marchas pacíficas en Minsk, el 23 de agosto y el 27 de septiembre.

Yelena ha sido crítica del dictador en varias oportunidades, sobre todo después de haberse expresado contra el régimen por manipular los resultados de las elecciones presidenciales del 9 de agosto y reprimir con violencia las manifestaciones multitudinarias de los últimos dos meses.

También se mostró muy crítica con el decreto emitido por el ministro de Deportes de Bielorrusia, Serguéi Kovalchuk, que obliga a los deportistas por contrato a aprenderse el himno nacional y no hacer declaraciones a la prensa sin autorización de sus clubes o federaciones. El documento obligará también a los deportistas a utilizar u ondear sólo la bandera y los símbolos nacionales (roja y verde), en clara oposición a la enseña rojiblanca, que se ha convertido en uno de los símbolos de las protestas.

La basquetbolista denunció la “presión psicológica” sobre los atletas y consideró que dicho decreto es una violación de los derechos humanos. “Según el artículo 33 de la Constitución, cada persona tiene libertad de opinión, convicción y expresión. Nadie puede ser obligado a expresar sus opiniones o renunciar a ellas. Es decir, ocurre que se viola la Constitución. ¿Cómo es posible?”, comentó y alertó de que su país se parece cada vez más a Corea del Norte.

“En el siglo XXI no es posible adoptar esos métodos en el centro de Europa”, apuntó.

Esta semana, los Unión Europea acordó imponer sanciones a Alexander Lukashenko (Europa Press)
Esta semana, los Unión Europea acordó imponer sanciones a Alexander Lukashenko (Europa Press)

Por todo esto fue arrestada durante 15 días y esta semana contó el calvario que padeció: “Han puesto en peligro mi salud. Me requisaron el colchón y las sábanas. No hay agua caliente. No me han permitido ducharme desde hace 13 días. Han bloqueado la cadena del inodoro. Esto es un nido de bacterias. Estuvieron cinco días sin sacarme a pasear. Tengo piojos. Todo esto daña mi salud”.

Levchenko, la deportista más crítica con el régimen bielorruso, hizo estas denuncias en el juicio celebrado este jueves en Minsk, en el que le impusieron una multa por participar en una segunda manifestación opositora.

“Se han equivocado de chivo expiatorio. Yelena ha vivido tanto, ha tenido que superar tantas cosas para ganar, que no será posible doblegarla. Ella es fiel a sus principios y, antes que nada, a sí misma”, comentó a la agencia EFE Natalia Marchenko, otra importante jugadora de básquet.

En las ya tradicionales marchas de los domingos los deportistas avanzan en sus propias columnas con el lema “Los deportistas con el pueblo”. Levchenko, de 37 años, ha recibido el respaldo de varios de sus colegas, aunque basquetbolistas como Yegor Mescheriákov lamentan que en Bielorrusia muchos tengan miedo de expresar públicamente sus opiniones: “A puerta cerrada nos apoya un 90 %, pero sólo unos pocos lo hacen públicamente”.

Las marchas contra la dictadura de Lukashenko ya son una constante en las calles de Bielorrusia (Reuters)
Las marchas contra la dictadura de Lukashenko ya son una constante en las calles de Bielorrusia (Reuters)

Es que son muchos los deportistas bielorrusos de élite que son, al mismo tiempo, miembros del KGB, el Ejército o el Ministerio del Interior. Esta semana también se supo que la nadadora Alexandra Guerasimenia, tres veces medallista olímpica, se exilió en Vilna, donde ha asumido la dirección del Fondo de Solidaridad Deportiva.

Ese fondo, fundado en agosto de 2020, provee asistencia financiera, logística y psicológica a los atletas que son perseguidos por el régimen. Hasta el momento, ha ayudado a una veintena de deportistas y mantiene un diálogo regular con el Comité Olímpico Internacional (COI).

Precisamente, después de que el fondo se dirigiera al COI por la violación de los derechos de los deportistas, su presidente, Thomas Bach, adelantó que investigará si Minsk discrimina a los atletas “por sus opiniones políticas” y se comunicó con el comité olímpico bielorruso para interesarse por Levchenko.

Además, envió una carta a Lukashenko “pidiéndole que confirme que los deportistas bielorrusos podrán seguir preparándose para los Juegos Olímpicos, cualquiera que sean las opiniones que hayan podido expresar durante estos tiempos difíciles”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

En medio de la pandemia, el presidente de Bielorrusia jugó un partido de hockey sobre hielo: “Aquí está la cura del coronavirus”

Una de las principales opositoras en Bielorrusia fue detenida por desconocidos en pleno centro de Minsk

La Unión Europea acordó sancionar al dictador bielorruso Alexander Lukashenko

Con información de EFE

MAS NOTICIAS