Quién es Carlos Sainz, el piloto que le ganó a la sombra de su padre y tendrá un desafío histórico con Ferrari

El perfil del español que viene en ascenso en la Fórmula 1. Superó las comparaciones con Fernando Alonso y ya dejó atrás la mochila que le impuso el éxito de su padre en el automovilismo. La opinión de un argentino que corrió contra él

Carlos Sainz Jr. festejando en Interlagos, Brasil, donde consiguió su primer podio en la Fórmula 1 (Betto Issa Photos).
Carlos Sainz Jr. festejando en Interlagos, Brasil, donde consiguió su primer podio en la Fórmula 1 (Betto Issa Photos).

¿Cómo destacarse siendo “el hijo de” y no morir en el intento? Carlos Sainz Jr. tiene la respuesta a ese interrogante. Su homónimo padre, el Matador, con 57 años logró en enero su tercer Dakar, a tres décadas de su primer título mundial de rally. Por estas horas, su hijo, que es piloto de Fórmula 1, vive un sueño hecho realidad. Se confirmó su llegada a Ferrari en 2021. Su historia es la de la superación. De un joven que demostró su talento con nombre propio. Pero, por sobre todo, lleva a cabo una tarea muy loable y participa de la Fundación Juegaterapia que asiste a los chicos enfermos de cáncer en España.

Hay prejuicios con los hijos de los grandes campeones: ¿Será como el padre? ¿O solo corre por su apellido? Algunas veces la historia no se repite. En otras sí, como el caso de Nico Rosberg que al igual que su padre Keke fue campeón mundial, o Damon Hill que también emuló a su papá, Graham. También a veces en los resultados se supera el legado como Jacques Villeneuve, que logró su título en la Máxima, algo que no pudo plasmar su padre, el recordado Gilles. Sainz Jr. hizo su camino y siempre estuvo bajo la lupa. Hasta hubo quienes dudaron si era de verdad el sucesor de su compatriota, Fernando Alonso, bicampeón mundial en 2005 y 2006.

Nació el 1 de septiembre de 1994 y en 2005 arrancó en el karting donde pronto obtuvo títulos locales. En 2008 logró el subcampeonato español y en 2009 ganó en Mónaco, mérito por el que fue reclutado por el programa de desarrollo de pilotos de Red Bull. A esta altura fue clave la preparación que le dieron sus compatriotas, el ex corredor de F-1, Emilio de Villota, y su hija, la recordada María, quien falleció en 2013 por las consecuencias que sufrió en un accidente en una prueba privada del equipo Marussia F-1 Team.

“Mi meta sigue siendo ser campeón del mundo; cada vez lo es más”, sostuvo en esos años. En 2010 debutó en autos y se lució en la Fórmula BMW donde venció en el peligroso circuito callejero de Macao. Desde ese momento se vio una de las claves de su carrera: siempre fue en ascenso. Esto le permitió ser campeón en categorías promocionales como en 2011 en la Fórmula Renault NEC (copa de Europa del Norte) y en 2014 en la Fórmula Renault 3.5, una categoría que fue antesala a la F-1.

Carlos Sainz padre y el pequeño Junior. Fue tras una de las carreras de rally del "Matador" (Archivo CORSA).
Carlos Sainz padre y el pequeño Junior. Fue tras una de las carreras de rally del "Matador" (Archivo CORSA).

Fue así que en 2015 llegó a la Máxima de la mano de Red Bull que lo puso en su equipo satélite, Toro Rosso (hoy Alpha Tauri), y fue compañero del holandés Max Verstappen. Ese año terminó 15º y en 2016 fue 12º. En las últimas cuatro carreras de 2017 compitió para Renault y culminó 9º en la temporada. En 2018 siguió en el Rombo y completó el top diez.

En 2019 pasó a McLaren y reemplazó a Alonso, nada menos. Carlos cerró un gran ejercicio en el que obtuvo su primer podio cuando fue tercero en Brasil luego de largar último. Terminó cuarto en la pista, pero avanzó un puesto por el recargo al inglés Lewis Hamilton (Mercedes) por un toque al tailandés Alex Albon (Red Bull). Se convirtió en el cuarto español en subir a un podio junto al mismo Alonso, Alfonso de Portago y Pedro de la Rosa. Terminó sexto en la temporada y según el diario español Marca ya estaba en la mira de Ferrari desde diciembre.

Por este panorama Carlos demostró que no se valió de su apellido para llegar al equipo más famoso y ganador en la historia de la F-1. Tuvo la personalidad para superar cualquier crítica y sobrellevó las comparaciones con su padre (más allá de que él se destacó en rally y en Dakar). Tiene talento. Es cierto. Aunque su actitud frente a cada instancia fue una prueba de que el aspecto mental en el más alto nivel del deporte puede ser determinante. Es una delgada línea que separa a los ganadores de los perdedores.

Sin embargo, más allá del glamour de la Máxima, de ser una celebridad en España y de tener encima a los paparazzi por su blindado noviazgo con la periodista Isabel Hernáez Fuster (no se muestran juntos en sus redes sociales), el joven madrileño tiene los pies sobre la tierra. Por eso desde 2015 participa de una organización que se ocupa de ayudar a chicos enfermos de cáncer.

Carlos Sainz Jr. tiene una fundación social


Se trata de la Fundación Juegaterapia, que por ejemplo recoge consolas de video juegos en desuso y las lleva a las áreas de oncología pediátrica de los hospitales de toda España. El objetivo es que que los más pequeños tengan un momento de esparcimiento durante su ingreso, aún más en este período de confinamiento. En esta situación excepcional que se generó por el coronavirus, la fundación impulsó la campaña “¿Echamos una partida?”, también con la ayuda de PlayStation. Esto permite que deportistas de elite compartan unos minutos de diversión con sus fanáticos que están hospitalizados.

Por caso, a fines de abril Sainz corrió una carrera virtual con un joven seguidor, al que sorprendió en su internación con un video dedicado antes de medirse sobre la pista en el juego Gran Turismo Sport. En esa ocasión jugó unos minutos con Alex, un niño de 13 años que es un gran seguidor suyo y de la F-1. Lo sorprendió con un mensaje en vídeo y habló con él mientras duró la carrera.

“Hay muchas formas para ayudar en estos momentos difíciles. Estoy en contacto con mis amigos de Juegaterapia, una fundación que ayuda a los niños hospitalizados y con tratamiento de quimioterapia para que su estancia en el hospital sea más llevadera. He echado una partida en la consola con uno de los chicos, Álex, y lo hemos pasado muy bien. Todo suma para que estos días pasen más rápido, especialmente para ellos. Ánimo a todos y a poner su granito de arena de la manera que puedan”, le dijo Carlos a Álex.

Para profundizar la labor de esta entidad, su directora de proyectos, María José Jara, explicó que “es una experiencia muy personal para los pequeños. En estos momentos no podemos visitar los hospitales como lo hacíamos antes ni estar con los niños, así que nos hemos puesto manos a la obra para seguir jugando con ellos. Se lo planteamos a unos cuantos deportistas que sabemos que los niños admiran y en seguida se apuntaron. Carlos, colaborador habitual nuestro, no dudó ni un momento”. En esta cruzada también participan el futbolista Luis Suárez y las figuras de la música, Shakira y Alejandro Sanz.

Sainz es un digno sucesor de Fernando Alonso. Aquí ambos con la bandera española (Prensa McLaren).
Sainz es un digno sucesor de Fernando Alonso. Aquí ambos con la bandera española (Prensa McLaren).

Sainz, a su vez financió la construcción de ocho Kiciclos, que son triciclos con un portasuero incorporado para que los niños puedan jugar y correr por el hospital mientras reciben la quimioterapia.

Además de su acción con la Fundación Juegaterapia, Carlos donó un buzo antiflama, que recaudó más de 9.000 euros en la subasta solidaria #LaMejorAsistencia organizada por la ACB (Asociación de Clubes de Baloncesto) y cuyos fondos recaudados se destinaron a la iniciativa #NuestraMejorVictoria del basquetbolista Pau Gasol y el tenista Rafael Nadal, a la que el piloto sumó su aporte directo. También participó en distintas carreras solidarias de Gran Turismo Sport de PlayStation4 que recaudaron fondos para la Cruz Roja Española.

Por otro lado, Infobae habló con Facundo Regalia, un argentino que estuvo muy cerca de la F-1 a donde no pudo llegar por falta de presupuesto. Corrió con Sainz en la GP3 (hoy Fórmula 3) en 2013, cuando Facu peleó el título hasta la última carrera y fue subcampeón. “Ese año Sainz terminó décimo en 2013 y casi Red Bull lo echa. Le dieron una oportunidad más en 2014 y ahí logró el título de la FR 3.5. Lo conozco, pero tengo poco trato con él. Sí puedo decir que al igual que su papá, es muy familiero. Es muy buena gente, lo respeto mucho. Como piloto es un gran deportista. Insistió mucho y tuvo paciencia. No se estresó ni se volvió loco. Pudo mantener el control mental que fue clave para él. No se bajoneó cuando las cosas no le salieron y evitó que le pase como a otros pilotos. Supo mantener la presión y entre esto y todo lo que mejoró con el paso de los años consiguió que equipos como McLaren se interesen con él. Encima ahora tiene esta chance”.

Regalia dio en la tecla con un tema importante: la presión. Desde su llegada a la F-1, Sainz siempre fue marcado como un posible sucesor de Alonso. La vara está alta, se trata del único español campeón mundial. Aunque paso a paso fue cumpliendo con sus objetivos y con los de los equipos donde corrió (Ferrari será el quinto en la Máxima). Habrá que ver si el madrileño puede repetir los éxitos del asturiano. Lo más importante es que ratificó porqué puede bancar la mochila que le pusieron los españoles para ser su nuevo referente en la categoría.

Entrenando haciendo boxeo (Prensa McLaren).
Entrenando haciendo boxeo (Prensa McLaren).

Sainz también es muy inteligente para manejarse abajo del auto. Sabe que el ambiente de la F-1 es una trituradora de carne. Con 25 años tiene mucha madurez como profesional. Por eso, para intentar conservar un buen clima dentro de McLaren desde que empiece la temporada (el plan es hacerlo el 5 de julio en Austria), hizo un emotivo video de despedida y en cada declaración no escatima elogios hacia la escudería inglesa.

Aún tengo por delante un año importante con McLaren y tengo ganas de volver a competir con ellos esta temporada. Gracias a toda la afición española por haber estado conmigo todo este tiempo. Pero gracias en especial a McLaren. Ya saben el cariño que le tengo a este equipo y las ganas que tengo de poder acabar este 2020 de la mejor forma con ellos”, afirmó en su cuenta de Twitter.

Pero ¿qué le puede deparar su futuro en Ferrari? Si no hay órdenes de equipo, le va a dar dolores de cabeza a Charles Leclerc. Conformarán la dupla de La Rossa más joven en los últimos 50 años. Sainz tiene pasta y como el monegasco ambos son potenciales campeones. Sobre lo que viene en Maranello, Mattia Binotto, el jefe del equipo, afirmó que “Carlos es un piloto concreto, robusto y confiable. Se lleva puntos a casa en cada carrera, es un excelente luchador. Creo que para nosotros es un gran piloto para emparejar con el talento puro de Charles (Leclerc), el cual queremos hacerlo crecer y ganar”.

Sainz liderando un pelotón (Prensa Carlos Sainz Jr.).
Sainz liderando un pelotón (Prensa Carlos Sainz Jr.).

Sainz es el tercer español que correrá en la Scuderia detrás de los propios, Alonso y de Portago. Mientras que Pedro de la Rosa y Marc Gené fueron pilotos de pruebas del team italiano.

Su lugar en McLaren lo ocupará el australiano Daniel Ricciardo que dejará una vacante en Renault, donde suenan para ir Alonso o Valtteri Bottas, cuyo contrato con Mercedes vencerá a fin de año. Algunos rumores afirman que el alemán Sebastian Vettel, quien confirmó su salida de Ferrari en 2021, podría reemplazar al finlandés en el equipo germano. De confirmarse sería un dream team junto a Hamilton, actual seis veces campeón mundial.

Lo cierto es que los españoles pueden quedarse tranquilos, ya que tienen un nuevo héroe para seguir el camino de gloria que inició Fernando Alonso. Ya cuenta con su tribuna llamada Grada CS55 (sus iniciales y su número) en el Autódromo de Montmeló, en Cataluña, donde corre la F-1. Carlos Sainz Jr. dejó de ser una promesa y es una realidad. Ya no es solo el hijo del Matador. Demostró que su talento y capacidad le ganaron a su apellido. Y que ya no está a la sombra de su padre, si no que brilla con luz propia.

Seguí leyendo

Sebastian Vettel se va de Ferrari: el motivo, la irrupción de Charles Leclerc y quiénes son los candidatos a ocupar su asiento en la F1

Llegar a Ferrari implica más presión sobre Carlos Sainz Jr.

Sainz, Ricciardo y la posible vuelta de una estrella a la F1: la ola de traspasos que provocó la salida de Vettel de Ferrari

Los secretos de la preparación física de Carlos Sainz para ganar su tercer Dakar a los 57 años

MAS NOTICIAS