Nuevo conflicto en Barcelona: el plantel, enfrentado con un integrante del cuerpo técnico

La razón son los gestos y comentarios de este ayudante de Quique Setién durante la derrota en el clásico ante el Real Madrid. El video se filtró en las redes y no cayó bien a los futbolistas

Los reclamos de Quique Setién y su ayudante en el clásico entre Barcelona y Real Madrid


La caída por 2 a 0 en el clásico ante el Real Madrid no trajo solo consecuencias futbolísticas para el Barcelona, club que atraviesa un año lleno de conflictos. Ahora, el foco de la polémica tiene nombre y apellido: Eder Sarabia, ayudante del entrenador Quique Setién.

El colaborador fue grabado durante el partido en el Santiago Bernabéu por las cámaras de Movistar + insultando al aire por errores de sus dirigidos. Este lunes se publicaron las imágenes en donde se ve su fastidio por acciones encabezadas por Antoine Griezmann, por ejemplo, mientras que este martes se difundieron nuevas. Ahora, sus comentarios van sobre Gerard Piqué y Ter Stegen, por jugar largo, y contra Arthur, por algunas equivocaciones puntuales.

El canal español Gol se reveló que la frase “¡No hace nada de lo que tiene que hacer. Me cago en Dios", iba dirigida a Nelson Semedo. Algunos de sus palabras que peor cayeron en el vestuario fueron: "¡Una mierda, una mierda es eso, los putos pases largos de mierda!”, tras una decisión de Piqué, y “¡Va Arturo! ¡es imposible que se lleve un balón!”, sobre Vidal.

 Eder Sarabia es el apuntado por el plantel  (Reuters)
Eder Sarabia es el apuntado por el plantel (Reuters)

Según publicaron AS y Mundo Deportivo, estos videos llegaron al plantel y a los futbolistas del Barcelona no les hizo gracia. Tanto es así que Setién mantuvo una reunión con su ayudante y le pidió que viva más tranquilo los encuentros y que se guarde los comentarios para el ámbito privado.

Sarabia tiene 39 años y desde 2015 que trabaja junto al actual director técnico del Barcelona, con quien ya estuvo en sus pasos por Las Palmas y el Betis. La relación entre ambos data desde hace años, ya que el entrenador jugó con el padre de Sarabia, Manu, en el Logroñés en la década del 80 y allí se hicieron grandes amigos.

El integrante del cuerpo técnico del conjunto catalán quiso ser futbolista, peor a los 24 años, tras varias lesiones, se dio por vencido y comenzó a prepararse para ser entrenador. Su primer trabajo lo consiguió en el Villarreal, al frente de algunas divisiones inferiores, y llegó a ser segundo de Nihat en el equipo filial. Luego, estuvo en una academia del Real Madrid en República Dominicana.

Su fuerte personalidad suele jugarle en contra. En el Betis se enfrentó con Jose Luis Gayá, quien le elevó el problema a Setién: “Se pasa todo el partido gritándome, diciéndome que deje de tirarme e intentando sacarme de mis casillas”, habría dicho según informó Marca.

Según publican ahora los sitios españoles, el Barcelona ya ha tomado cartas en el asunto, pero será el DT el encargado de manejar el temperamento de su ayudante, quien seguirá trabajando a su lado. Además, el club catalán no puede darse el lujo de tener otro conflicto ya que en los próximos días afrontará duelos cruciales. El fin de semana recibirá a la Real Sociedad, en el primer cotejo tras la derrota en el clásico y el 18 de marzo se medirá en el Camp Nou ante el Napoli por la revancha de los octavos de final de la Champions League tras el 1 a 1 en Italia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: