Kobe Bryant y su hija Gianna en un encuentro del WNBA All Star Game, Mandalay Bay Events Center, Las Vegas, 27 julio 2019. Stephen R. Sylvanie-USA TODAY Sports/Imagen de archivo
Kobe Bryant y su hija Gianna en un encuentro del WNBA All Star Game, Mandalay Bay Events Center, Las Vegas, 27 julio 2019. Stephen R. Sylvanie-USA TODAY Sports/Imagen de archivo

Kobe Bryant, uno de los más grandes campeones de la historia del baloncesto y leyenda de los Lakers de Los Ángeles, murió este domingo a los 41 años en un accidente de helicóptero en el sur de California.

El quíntuple campeón de la NBA con los Lakers y dos veces medallista de oro olímpico perdió la vida junto a otras ocho personas, incluida Gianna, una de las hijas, en la caída del Sikorsky S-76 en las colinas cercanas a Calabasas, al norte de Los Ángeles.

Según informó este lunes el sitio británico Daily Mail, él y su hija de 13 años habían ido a misa en Newport Beach a las 7 de la mañana, tres horas antes de subirse a la aeronave. La ceremonia se realizó en la Catedral de Nuestra Señora Reina de los Ángeles y ambos tomaron la comunión.

Un feligrés, que asistió a una misa que se celebró poco después en la misma iglesia, escribió en las redes sociales: “Durante la misa, nuestro sacerdote nos informó a todos que Kobe Bryant y su hija asistieron a misa esta mañana en Nuestra Señora Reina de los Ángeles”.

Los homenajes a Kobe Bryant y a su hija Gianna (USA TODAY Sports)
Los homenajes a Kobe Bryant y a su hija Gianna (USA TODAY Sports)

El obispo Timothy Freyer informó a través de las redes sociales que la leyenda de la NBA solía ir a iglesia los domingos: “Kobe fue un ícono del baloncesto que nos inspiró a través de sus palabras y acciones para establecer nuestras metas, trabajar duro y alcanzar nuestros sueños. Era un católico comprometido que amaba a su familia y amaba su fe. Como residente y feligrés de Orange County en nuestra diócesis, Kobe asistía con frecuencia a misa y se sentaba en la parte de atrás de la iglesia para que su presencia no distrajera a la gente de centrarse en la presencia de Cristo”.

Julie Hermes, vocero de la catedral, habló con Daily Mail y dio detalles de cómo fue la mañana del domingo: "Imagino que fue directamente al aeropuerto, porque la misa era de 7 a 8 de la mañana. Me han dicho que en general a las 7 de la mañana era su misa. Era muy discreto. Él entraba y se quedaba en la parte de atrás, y su familia también, y luego se iba un poco antes del final del servicio. Era muy querido en la iglesia, y era muy devoto, muy dedicado a su fe”.

El portavoz agregó que a las 12 del mediodía se realizó otra ceremonia en honor al ex jugador de los Lakers: “Todos estaban atónitos. Fue como un silencio. Todos estaban en shock. Cuando terminó la misa de las 12, porque esa fue la primera misa después de que alguien lo supiera, todos salieron en silencio y estaban pegados a sus teléfonos celulares buscando cualquier información que pudieran encontrar en línea”.

Hermes contó que la leyenda del baloncesto era un vecino común en el vecindario: “Nuestros feligreses lo conocían no solo de la iglesia sino de la comunidad, porque Kobe era una gran parte de esta comunidad. Así es como yo también lo conozco. Vivo muy cerca de él en Newport Coast. Era un tipo normal, no sabrías que era una celebridad. En la fila de Starbucks y en la de Sees Candy, si los niños querían tomarle una foto, él siempre aceptaba".

Así quedó el helicóptero en donde viajaba Kobe Bryant (Reuters)
Así quedó el helicóptero en donde viajaba Kobe Bryant (Reuters)

Kobe Bryant murió este domingo en un accidente aéreo. La estrella de la NBA viajaba con otras ocho personas en su helicóptero privado Sikorsky S-76 cuando se desplomó sobre la ciudad de Calabasas, ubicada en el condado de Los Ángeles, California. Tras el accidente, se produjo un incendio: el personal de emergencia respondió, pero se informó que nadie a bordo sobrevivió. El vuelo partió desde Orange County y tenía que llegar a El Monte, al Mamba (Black Mamba era su apodo) Academy, a observar un entrenamiento, pero en el camino sufrió el accidente.

La Policía de Los Ángeles tiene identificadas a todas las víctimas que murieron este domingo junto a la ex estrella de la NBA Kobe Bryant. El ex basquetbolista viajaba en un helicóptero privado junto a su hija, Gianna “Gigi” Bryant, de 13 años, también aficionada al deporte. La estrella de los Lakers solía destacar el prometedor futuro que tenía la talentosa adolescente.

Precisamente, eran acompañados por Christina Mauser, de 38 años, entrenadora del equipo en el que jugaba la menor. “Mis hijos y yo estamos devastados. Perdimos a nuestra hermosa esposa y madre", escribió su esposo en Facebook.

Además, otras dos menores integrantes del plantel también murieron en el accidente. Se trata de Alyssa Altobelli y Payton Chester, jugadoras que han aparecido en las redes sociales de la estrella mundial. Las dos jóvenes estaban acompañadas por sus familiares. John y Keri Altobelli, padres de Alyssa, y Sarah Chester, madre de Payton, que también perdieron la vida.

Por último, Ara Zobayan, de 50 años, fue el piloto que no pudo superar las duras condiciones climáticas. Era, además, esposo de Sarah y padre de Payton. “Descansa en paz, Ara. Uno de los pilotos más amables con el que he tenido el gusto de conversar en mi trabajo de la industria de la aviación”, escribió Bella, una amiga en Twitter.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: