El ex jugador de la NBA Delonte West recibió una brutal golpiza


Delonte West supo ganar cerca de 16 millones de dólares en sueldos percibidos durante sus 10 temporadas en la NBA, sin embargo, sus problemas de bipolaridad, su adicción a las drogas y la depresión lo atacaron a lo largo de su carrera.

En agosto del 2019 se viralizó una foto suya que preocupó a los usuarios en las redes sociales. El ex Cleveland Cavaliers lucía como un vagabundo y según relataron los medios locales se encuentra viviendo en la calle.

En esta ocasión, el oriundo de Washington DC volvió a ser noticia después de que se difundiera un video suyo a través de Instagram en donde apareció tirado en el piso sufriendo una brutal golpiza por parte de un hombre en medio de la carretera.

Posteriormente, West fue protagonista de otro video en el que aparece sentado a un costado del asfalto y con las manos esposadas en la espalda intentando explicarlo que había sucedido.

“Yo estaba por dormir y él se me acercó y sacó un arma”, se excusó el ahora indigente de 36 años, quien tuvo múltiples problemas a lo largo de su carrera, la cual comenzó en los Boston Celtics al ser seleccionado como el número 24 del draft del 2004.

Además de sus problemas de depresión y bipolaridad, Delonte fue detenido en 2009 por posesión de armas. También fue protagonista de un supuesto romance con Gloria James, madre de su compañero LeBron, aunque fue una información que el abogado del desmintió públicamente.

Delonte West fue compañero de LeBron James en los CAVS (Photo by Gary W. Green/Orlando Sentinel/MCT/Sipa USA)
Delonte West fue compañero de LeBron James en los CAVS (Photo by Gary W. Green/Orlando Sentinel/MCT/Sipa USA)

Tras la divulgación del video en donde estaba siendo violentamente castigado, fueron varios los fanáticos de la NBA y algunos ex compañeros de él los que le pidieron a la liga estadounidense que actúe para ayudar al ex jugador, el cual pasa por una situación extrema tanto físicamente como mentalmente.

“La tristeza es una emoción humana normal. Hay un mecanismo que se activa y te permite saber que es hora de dejar de estar triste. Con el trastorno bipolar, ese mecanismo no existe, por lo que ni siquiera sabes cuándo estás triste”, reconoció en 2012.


MÁS SOBRE ESTE TEMA: