Depay se pelea con un fanático

Un momento de tensión opacó los festejos del Olympique de Lyon tras conseguir un agónico empate 2-2 ante el RB Leipzig en la última fecha de la fase de grupos de la Champions League.

Es que el conjunto francés, que con ese resultado accedió a los octavos de final, caía por 2-0 y logró la igualdad a los 82 minutos con un tanto de su capitán, el delantero holandés Memphis Depay.

El futbolista de 25 años no sólo destacó por el gol, sino también por ser protagonista de un episodio inesperado durante los festejos de su equipo. Con el encuentro ya finalizado, los jugadores celebraban en el Parc Olympique Lyonnais junto a sus fanáticos, cuando uno de ellos saltó al campo con una polémica bandera.

Depay se encaró con un fanático REUTERS/Emmanuel Foudrot
Depay se encaró con un fanático REUTERS/Emmanuel Foudrot

Al ver lo que decía la pancarta, el capitán del equipo salió disparado hacia el aficionado y llegó a empujarlo con la intención de quitar la bandera de la vista. Automáticamente, personal de seguridad, seguidores y jugadores se enzarzaron en una situación que afortunadamente no pasó a mayores.

El motivo del enojo de Memphis Depay fue ver la pancarta que tenía un burro y encima del animal el nombre de su compeñero de equipo, Marcelo. No es la primera vez que el defensor central es el punto de los ataques racistas por parte de la afición, que considera que el brasileño tiene falta de compromiso y profesionalidad con el club.

El jugador defendió a un compañero de equipo de ataques racistas REUTERS/Emmanuel Foudrot
El jugador defendió a un compañero de equipo de ataques racistas REUTERS/Emmanuel Foudrot

Hasta el gol del delantero 'Oranje', la segunda plaza del grupo era para el Zenit de San Petersburgo, pese a perder en el otro partido de la llave ante el Benfica en Lisboa por un contundente 3-0.

En Francia, el RB Leipzig, ya clasificado para los octavos de final, tenía la ocasión de asegurar la primera plaza del grupo G y lo consiguió con goles del sueco Emil Forsberg (9) y de Timo Werner (33), ambos de penal.

El Zenit, que hasta el gol de Depay se veía en octavos, perdió incluso al final la tercera plaza que le hubiese clasificado para la Europa League, al ceder su puesto con un Benfica que no tenía opciones de seguir en la Champions.

Los portugueses se impusieron con goles del argentino Franco Cervi (47), de Pizzi, transformando un penal que supuso además la expulsión del defensa brasileño Douglas Santos (58) y del iraní Sardar Azmoun en contra (79).


MÁS SOBRE ESTE TEMA: