Un episodio insólito y repudiable se produjo durante el partido entre Oriente Petrolero y Guabirá por la duodécima fecha de la Primera División del fútbol boliviano cuando el futbolista Mario Cuéllar debía ser trasladado con urgencia al hospital tras sufrir una fractura de peroné.

La lesión se produjo a los 75 minutos del encuentro que terminó ganando el conjunto visitante por 2-1. Sin embargo, lo que trascendió del enfrentamiento fue la ausencia del personal médico dentro del estadio.

Producto de la negligencia de los conductores de la ambulancia, el jugador fue retirado del Ramón Tahuichi Aguilera en una camilla a pie. Un taxi lo aguardaba a las afueras del mismo para llevarlo al centro médico.

La desesperación comenzó después de la desafortunada jugada en la que Cuéllar despejó un remate del delantero del Guabirá Juan Carlos Montenegro. Al interceptar el remate, la pierna izquierda del defensor de Oriente Petrolero se trabó con el césped, lo que le ocasionó una fractura de peroné.

El árbitro y los jugadores comenzaron a pedir el ingreso de la ambulancia, la cual nunca llegó. Ante la vergonzosa situación, unos asistentes del club Refinero ingresaron con una camilla, lo subieron y lo sacaron a pie del campo de juego.

La urgencia de la lesión y la ausencia del staff médico hicieron que el futbolista de 30 años terminara siendo trasladado a la clínica Foianini en el baúl de un taxi que aguardaba a las afueras del recinto.

Cuéllar fue trasladado en un taxi
Cuéllar fue trasladado en un taxi

En las imágenes se pudo ver la reprochable situación en la que un vehículo con los asientos reclinados hacia adelante esperaba por la llegada del jugador. Al subirlo en la parte trasera, el automóvil emprendió su viaje con la puerta del baúl abierta.

Según el informe de la prensa local, existía un vehículo de emergencias pero el conductor no se encontraba disponible al momento del accidente. Los hinchas, desesperados, habían comenzado a insultar y a abuchear a los designados para aquella tarea.

"Hubo un despropósito al momento de retirar al central de Oriente Petrolero. No había una ambulancia que ingrese al estadio, no hay atención de emergencia. Esto enciende las alarmas en el fútbol nacional", se lamentó en vivo el comentarista de Tigo Sports, Ernesto Rojas.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: