Guillermo Álvarez Cuevas, presidente de Cruz Azul (Foto: Mexsport)
Guillermo Álvarez Cuevas, presidente de Cruz Azul (Foto: Mexsport)

Guillermo Álvarez, presidente del Cruz Azul, aclaró que Víctor Garcés no es vicepresidente del equipo, luego de que éste se anunciara así el pasado viernes durante la presentación de Robert Dante Siboldi como nuevo técnico de 'La Máquina'.

El directivo aclaró que Garcés, al no ser socio de la Cooperativa, por estatutos y reglamentos tampoco puede ser socio del equipo.

"Si una persona deja de ser socio de la cooperativa deja de ser parte del club… El licenciado Alfredo Álvarez pertenece a la cooperativa, pero Garcés no. Hay primer vicepresidente y segundo vicepresidente. El (Garcés) era el segundo, para asuntos jurídicos y el presidente tiene la última palabra. No lo tomo así (como un golpe de estado) mañana dejaremos muy claro en el club para que nadie se ponga cargos que no le corresponden", declaró en entrevista para TUDN.

"Internamente vamos a tener que aclarar las cosas jurídicas, porque hay una acta desde la fundación del club como deporte profesional, donde se especifica que para ser socio del club hay que ser socio de la Cooperativa", añadió.

"Me apena lo que sucedió. Por nuestra gente, nuestros jugadores, la afición y también por la organización. Nunca hay que dejar de ser un equipo competitivo".

Víctor Garcés durante el programa que desató la polémica (Foto: Captura de pantalla de Twitter)
Víctor Garcés durante el programa que desató la polémica (Foto: Captura de pantalla de Twitter)

Por otra parte, Guillermo Álvarez aseguró que aún mantiene una relación cordial con Ricardo Peláez, de quien aceptó su decisión de renunciar al cargo. Aunque aseguró que piensa sostener una plática con él para intentar convencerlo de que vuelva a asumir el cargo de la dirección deportiva de Cruz Azul.

Cabe recordar que el pasado viernes, durante la transmisión en vivo de un programa televisivo, Víctor Garcés señaló a Ricardo Peláez de querer tener todo el poder desde la dirección deportiva de la entidad celeste.

La reacción de Peláez fue anunciar su renuncia durante la transmisión.

"Yo lo que pedía era el poder de elegir al técnico y como no tengo un poder deportivo en la institución, prefiero hacerme a un lado", respondió Peláez, sumamente molesto en un enlace telefónico durante el programa Fútbol Picante.

El melodrama se suscitó luego de que hace apenas unos días, el equipo celeste prescindió de los servicios del entrenador portugués Pedro Caixinha, tras una serie de malos resultados al frente del club. Sin embargo, la paciencia de Peláez se agotó al escuchar las palabras de Garcés.

El directivo anunció en un programa en vivo su salida del club cementero (Foto: Twitter)
El directivo anunció en un programa en vivo su salida del club cementero (Foto: Twitter)

"Quiero aclararle al señor Garcés que yo en cuestiones de dinero no me meto, por prestigio, por honestidad y por valores, yo no negocio ningún contrato ni me meto en cuestiones contractuales, eso lo define el licenciado Billy, por si no está enterado. Efectivamente, no se presentaron ni él ni el licenciado Alfredo en un año y dos meses que estuve en la institución mientras mi trato era directo con el licenciado Álvarez", insistió.

"Estoy profundamente agradecido con el señor Billy Álvarez y con su hijo Robin, quienes no han hecho más que otorgarnos las herramientas. Yo no pongo condiciones cuando yo llego a un trabajo, pido herramientas y me las han dado todas. Yo busqué jugadores junto con el cuerpo técnico en turno y ellos nos otorgaron las herramientas, ahí están los jugadores, que se vendan todos y se recupera más del 30% de utilidad o de los llamados gastos que dicen que hice, ahí está la inversión y está dando resultados", añadió Peláez.

Finalmente, Peláez dijo que en caso de que el presidente del club, Guillermo Álvarez Cuevas, le pidiera seguir en la institución, aceptaría en busca de la gloria deportiva y del ansiado título de Liga que no gana el equipo desde hace casi 22 años.