El israelí Sagi Muki logró algo histórico para su país: se transformó en el primer hombre en ganar una medalla dorada en el Mundial de Judo, aunque su nombre está dando la vuelta al mundo a raíz del accionar que tuvo el egipcio Mohamed Abdelaal en la semifinal negándose a saludarlo tras ser derrotado.

"Lamento lo que sucedió", declaró Muki sobre la actitud que tuvo su rival egipcio según consignó The Times of Israel. El hecho rompió con una histórica tradición de respeto y ética dentro del mundo del arte marcial japonés.

Algo similar había sucedido en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 cuando el egipcio Islam el Shehaby perdió ante el israelí Or Sasson e hizo la reverencia de manera obligada, pero también se negó a estrecharle la mano a su oponente. "Es un gran avance que los países árabes acepten luchas contra Israel", había señalado en ese momento Nicolas Messner, director de Judo for Pace antes de este conflicto.

Días más tarde, el Comité Olímpico Internacional decidió enviar de vuelta a su país a el Shehaby porque su conducta fue "contraria a las reglas del juego limpio y va en contra del espíritu de amistad plasmado en los valores olímpicos".

En esta ocasión, Muki logró que su triunfo termine opacando un poco el accionar de su adversario deportivo. "Me complace haber podido mostrar el bello rostro de Israel", afirmó tras conquistar la medalla dorada al vencer en la final al belga Matthias Casse.

Sagi Muki se queda a la espera del saludo de Mohamed Abdelaal en la semifinal del Mundial de Judo que se disputó en el Nippon Budokan (Foto: AFP)
Sagi Muki se queda a la espera del saludo de Mohamed Abdelaal en la semifinal del Mundial de Judo que se disputó en el Nippon Budokan (Foto: AFP)

Según el sitio Mako, el atleta de 27 años rompió en llanto al costado del escenario cuando logró el título en la categoría hasta 81 kilos del Mundial de Judo que se está desarrollando en Tokio, Japón."Bien hecho, Sagi. Has traído un gran honor a Israel. Has demostrado lo que he dicho todo el tiempo: gracias a personas con talento como tú, hemos convertido a Israel en una superpotencia de Judo", le dijo el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu.

El peleador que es considerado una de las máximas esperanzas de Israel para los Juegos Olímpicos 2020 ya había quedado en medio de una controversia en los combates previos cuando se rumoreó que el iraní Saeid Mollaei no iba a pelear contra él si el cuadro los enfrentaba, según especificó el The Times.

Muki había sido noticia hace un año atrás cuando logró también la dorada pero en el Grand Slam de Abu Dhabi en lo que significó una jornada histórica para Israel: su himno sonó y su bandera fue izada por primera vez en Emiratos Árabes Unidos (EAU).

MÁS SOBRE ESTE TEMA: