La investigación por la trágica muerte del futbolista argentino Emiliano Sala sigue su curso. Este miércoles, se presentaron ante la Justicia las dos personas acusadas de filtrar en las redes sociales las fotos del cuerpo del jugador, las cuales fueron tomadas del circuito cerrado de televisión de la morgue en la que se hizo la autopsia.

Christopher Ashford, de 62 años, y Sherry Bray, de 48, declararon ante el Tribunal de Magistrados de Swindon. El hombre afronta cargos por haber ingresado de manera ilegal al sistema de cámaras privado de la morgue de Bournemouth. Según los investigadores, vio el proceso de la autopsia del cuerpo de Sala unas seis veces en las 48 horas posteriores al procedimiento, que se realizó el 7 de febrero de este año, un día después de que los restos fueran recuperados del avión sumergido en el Canal de la Mancha.

Los restos de la avioneta en la que viajaba Sala (Foto: AAIB)
Los restos de la avioneta en la que viajaba Sala (Foto: AAIB)

La mujer, por su parte, está acusada de haber hecho una captura de las imágenes de los restos del jugador argentino y de difundirla a través de las redes sociales. La foto, que fue subida por los dos acusados a Twitter, fue borrada de sus cuentas y luego retirada de la plataforma de manera definitiva. De hecho, uno de los cargos que afronta Bray es por "pervertir el curso de la justicia y enviar un mensaje indecente/ofensivo" a raíz de esta publicación.

Los dos acusados quedaron en libertad bajo fianza y deberán presentarse ante los Magistrados el próximo 9 de agosto para una audiencia preliminar al juicio.

Sala había sido transferido del Nantes de Francia al Cardiff de Gales en una operación millonaria
Sala había sido transferido del Nantes de Francia al Cardiff de Gales en una operación millonaria

La avioneta en la que Emiliano Sala viajaba de Nantes (Francia) a Cardiff (Gales) se estrelló en el Canal de la Mancha la noche del 21 de enero de este año. El cuerpo del futbolista fue recuperado de los restos de la aeronave el 6 de febrero y un día más tarde se practicó la autopsia que determinó las causas de su muerte. Una semana después, la Policía advirtió la difusión de fotos del cuerpo del argentino en las redes sociales y dio con los responsables, Ashford y Bray, que serán llevados a juicio en los próximos meses.

SEGUÍ LEYENDO: