Este fin de semana el waterpolo ruso vivió uno de sus momentos más vergonzosos en el duelo entre el Maskwitz y el Kazan, cuando el entrenador de uno de los equipos se trenzó con uno de los jugadores rivales en una discusión que derivó en una brutal batalla.

Las imágenes que se viralizaron muestran como el técnico discute a los gritos con un contrincante, desde uno de los bordes de la pileta. Según los medios locales, todo se desmadró cuando iniciaron los insultos.

El waterpolista intentó agredirlo con un balonazo, que terminó dando en una colaboradora que intentaba calmar la situación. Este golpe accidental desató la ira del entrenador, quien se acercó al borde y cuando vio la oportunidad, se lanzó a la batalla.

El técnico saltó a la pileta con una patada voladora que dio justo en la cabeza del jugador, quien se encontraba en el agua. Tras esta tremenda agresión, otro de los jugadores se sumó al combate con un golpe de puño desde atrás, al rostro del entrenador.

Luego, se sumaron varios protagonistas a la pelea, quienes terminaron hundiendo en el agua al director técnico, quien tras varios minutos fue asistido y retirado del lugar. Lo insólito es que el partido entre el Maskwitz y el Kazan se reanudó tras el escándalo.

La gresca se volvió viral en las redes sociales y la patada voladora fue comparada por varios usuarios como un golpe típico de las artes marciales mixtas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: