Las finales suelen ser partidos cargados de tensión, nerviosismo e incertidumbre tanto para las grandes estrellas del deporte, pero también para los más pequeños. Así se pudo comprobar durante la tanda de penales que se se llevó a cabo en la última jornada del Torneo Internacional de Fútbol Base entre Barcelona y Espanyol.

En el tiempo reglamentario, ambos equipos de la categoría B1 (-16 años) igualaron 0-0 en un duelo muy parejo al que el conjunto azulgrana llegaba después de superar al Nàstic de Tarragona por 2-0 y "Los Pericos" por 1-0 al Betis.

La final se trasladó a la tanda de penales, en donde Jesús Alba Ramos "Txus" fue el encargado de ejecutar el segundo disparo para el equipo culé. El pequeño transformó el penal en gol picándosela a Iker Venteo y puso el 2-2. Tras convertir, fue a buscar el balón y golpeó la cabeza del arquero por detrás.

El enojo del arquero del Espanyol al ser golpeado por su rival
El enojo del arquero del Espanyol al ser golpeado por su rival

Finalmente, el Barcelona se impuso al Espanyol por 3-2 en lo que fue el clásico de la ciudad condal y se consagró campeón de la MIC 2019 de la categoría B1. Sin embargo, lo que se propagó a través de las redes sociales fue el gesto antideportivo, que fue fuertemente repudiado por los usuarios.

"Hemos perdido. Pero orgullosos de no ser como ustedes. Aquí se ve a un jugador del Barcelona metiéndole una colleja al portero", escribió un fanático del Espanyol en su cuenta de Twitter junto al video. Aquel tuit se volvió viral y alcanzó a tener más de 480 mensajes en los que los usuarios debatieron sobre el asunto.

"Si hubieran visto la tanda de penaltis entera, verían que en cada penal el portero les hablaba y provocaba a cada lanzador. De ahí la respuesta al haber marcado el penal, recalco, de un ex compañero suyo", lo defendió un seguidor.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: