El estadounidense Terence Crawford superó en seis asaltos al británico Amir Khan y retuvo la corona de peso welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

La pelea, pactada a 12 episodios en el Madison Square Garden, fue dominada por Crawford, que terminó su trabajo en el sexto asalto cuando el entrenador de Khan, Virgil Hunter, dijo que su pupilo no podría continuar después de un golpe bajo accidental.

El púgil de 31 años, estuvo cerca de noquear a Khan en el primer asalto cuando le conectó una poderosa mano derecha cerca de la oreja y luego una izquierda que derribó al británico, pero este se levantó rápidamente, antes de que le hiciesen la cuenta de protección.

(AFP) Khan se fue a su esquina tras el golpe
(AFP) Khan se fue a su esquina tras el golpe

El dominio del campeón estadounidense continuó en el tercer asalto después de que Crawford cambiase a guardia zurda y Khan tuvo problemas para poner en práctica cualquier ofensiva.

El cuarto y quinto asaltos fueron los de mayor intercambio cuando Khan (33-5, 20 nocáuts) recibió castigo, pero también conectó buenos golpes a Crawford (35-0, 26 fueras de combate).

Al comienzo del sexto, Crawford conectó una izquierda muy baja que claramente lastimó a Khan. El británico se dobló y sintió un dolor evidente cuando se acercó a su esquina. Durante el paro por lesión, su coach Virgil Hunter, le preguntó a su boxeador si quería continuar y Khan dijo que no pese a que podía haberse tomado un descanso de cinco minutos para recuperar la compostura.

Fue así que el árbitro detuvo la pelea a los 47 segundos, dejando frustrados a los 14.091 espectadores que asistieron al combate y que comenzaron a abuchear a Khan, que se llevó una bolsa de cinco millones de dólares.

(AFP) Crawford trabajó sobre la parte baja
(AFP) Crawford trabajó sobre la parte baja

"No fue un golpe bajo", dijo Crawford. "Estaba apurando un poco. Tratando de boxear más y atraparlo", destacó el campeón mundial de tres divisiones, que mejoró a 35 victorias y ninguna derrota su palmarés.

Khan no fue la primera opción del estadounidense ya que él quería pelear contra el campeón de la Federación Internacional de Boxeo Errol Spence y lo reiteró el sábado tras el nuevo triunfo: "La única pelea de la que están hablando es Spence. Cuando esté listo, estoy aquí".

"Lo único que puedo hacer es pelear con la persona que ponen delante de mí. Vamos a hacer que suceda, tarde o temprano", concluyó el campeón.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: