El tapatío cree que puede ponerse el saco verde (Foto: EFE)
El tapatío cree que puede ponerse el saco verde (Foto: EFE)

Álvaro Ortiz llegó a marchar este viernes con +4 en el total, pero se recuperó en la recta final de su segunda vuelta para situarse al par. Con ello, el joven golfista tapatío dejó prácticamente asegurada su presencia en las dos últimas jornadas del Masters de Augusta, donde no había presencia mexicana desde 1979.

El golfista azteca de 23 años terminó la carrera de Negocios Internacionales en mayo de 2018 en la Universidad de Arkansas. Pero en días pasados reconoció que su verdadera vocación era el golf, por lo que estar en el Masters era algo más que un sueño.

"Por supuesto que vengo a pasarlo bien, pero también vengo a competir y a ganarle a todos", dijo Ortiz a la agencia española Efe. "Porque sea amateur no voy a decir que no al saco verde. Vengo con la mentalidad de hacerlo lo mejor que pueda y sé que puedo ganar".

Tras hacer 73 (+1) el jueves, Ortiz empezó bien el segundo día, con birdie al 3. Pero cuatro birdies, en los hoyos 4, 6, 10 y 11, lo pusieron contra las cuerdas. Lejos de venirse abajo, el mexicano, empeñado en llegar al fin de semana, apretó los dientes, hizo birdie al 14, un brillante eagle al 15 y cerró la vuelta con un nuevo birdie al 18 para firmar una tarjeta de 71 (-1) y un total de 144, el par.

"El águila fue un alivio total. Me habían dicho que estaba en el corte y pegar un hierro cuatro perfecto y dejarla dada fue increíble", comentó emocionado el golfista tapatío.

Y su emoción no es para menos, pues Ortiz es el primer mexicano en el Masters desde que su compatriota Víctor Regalado acabase en el trigésimo y el trigésimo primer puesto en 1975 y 1979, respectivamente. Pero el regreso de un mexicano a Augusto pudo ser fatídico, toda vez que estuvo en situación de no pasar el corte, ya que al paso por el hoyo 11 de la segunda vuelta iba con 4 sobre par.

Ortiz se había clasificado al Masters después de ganar el Campeonato Amateur de América Latina (Latin American Amateur Championship, LAAC), disputado en enero en la República Dominicana. Estuvo a punto de no participar en esta última edición del LAAC después de haber quedado segundo en tres ocasiones.

Gracias a sus 71 de este viernes, Ortiz es el único ganador del LAAC que pasa el corte en el Masters.

"Creo que todos los que han llegado del LAAC han tenido la misma calidad que yo, pero este campo se te complica demasiado. Estoy agradecido de que se me puso muy bien el campo y puedo jugar el fin de semana", dijo el mexicano de 23 años.

"La ronda de hoy demuestra su carácter y cómo está trabajando su juego. No le pegó bien en todo el día, pero con todo y eso se mantuvo. La manera en que cerró habla de lo gran jugador que es", dijo el hermano de Álvaro, Carlos Ortiz, que junto con Abraham Ancer, Roberto Díaz y José de Jesús Rodríguez, son los cuatro mexicanos en el PGA Tour.

Álvaro pasará a profesional al concluir el Masters con la esperanza de convertirse en el quinto mexicano en el circuito estadounidense.