La guerra entre Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, y Nasser Al Khelaifi, del Paris Saint Germain, por los rumores que rodean al astro brasileño Neymar está declarada después de las acusaciones públicas de ambos lados.

El directivo del Merengue fue el último que tomó la posta, con unas declaraciones que podrían causar cierto malestar en el entorno del príncipe qatarí, quien hace dos semanas acusó al español de "irrespetuoso".

Durante el período de transferencias se especuló con la llegada de Neymar a Madrid
Durante el período de transferencias se especuló con la llegada de Neymar a Madrid

"No digan su nombre que su presidente se enfada", fue la respuesta de Florentino Pérez ante la pregunta de los socios compromisarios por el futuro de Neymar.

Aquel comentario fue el último de una cadena de proyectiles que se vienen tirando ambos dirigentes. En la misma reunión, el madridista de 71 años reveló que el club debió emitir comunicados oficiales para desestimar cualquier rumor acerca del brasileño tras recibir amenazas de denuncias del conjunto parisino.

"El PSG nos pidió explicaciones, nos dijo que demostrásemos que no era verdad y así lo hicimos. Amenazaron con denunciar, pero entendemos que no debe ser fácil para ellos ver esas cosas en la prensa", confesó.

(AFP) La salida de Cristiano Ronaldo alertó a los dirigentes del PSG
(AFP) La salida de Cristiano Ronaldo alertó a los dirigentes del PSG

Todo surgió después de una entrevista que brindó Al Khelaifi al portal "Marca" en la que le advirtió al conjunto merengue que no deben negociar por detrás con Neymar: "No es justo que otros clubes o alguien hable con nuestros jugadores. No nos gusta nada y lo hemos hablado en su momento con el Real Madrid", afirmaba.

"Nosotros respetamos al Real Madrid y a su presidente, Florentino Pérez, pero creo que es importante para todos que no trabajemos por detrás del escenario", consideraba el oriundo de Doha.

"Si hay algo es mejor siempre que hablemos, hablar con Florentino Pérez o con el que sea y que digamos lo que nos gusta y lo que no nos gusta. Matarnos entre nosotros no es la forma de trabajar del PSG y espero que otros clubes no nos hagan eso mismo a nosotros", concluía el ex tenista de 44 años, sobre el constante interés del Real Madrid por Neymar.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: