La dirigencia de Brasil, con el coordinador Edu Gaspar a la cabeza, remarcó la prohibición de mantener cultos religiosos en las concentraciones brasileñas dentro del Mundial de Rusia 2018, algo que sí se llevó a cabo durante la cita mundialista anterior.

Si bien la decisión fue tomada en 2015, tras un episodio puntual que vivió Dunga con sus jugadores, en este caso se volvió a poner énfasis en este asunto, ya que algunos jugadores suelen hablar de su fe y expresarla en las redes sociales.

Alisson Becker, actual arquero titular de Brasil (Reuters)
Alisson Becker, actual arquero titular de Brasil (Reuters)

El objetivo de esta restricción es mantener el orden, sin nada que pueda alterar al grupo de trabajo durante un período tan importante como el que abarca el Mundial. En la concentración, "solo habrá conferencias de Tite y reuniones con videos de los adversarios", remarcó el portal brasileño Gauchazh. 

El hecho puntual que molestó a la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) fue en 2015, con Dunga como entrenador. En ese año, tras un amistoso con los Estados Unidos, un líder religioso se reunió con diez futbolistas del plantel sin autorización de la CBF dentro del hotel.

Douglas Costa, jugador de la Juventus
Douglas Costa, jugador de la Juventus

De aquella decena de futbolistas solo dos están hoy en la lista de 23: Alisson Becker y Douglas Costa. Ambos jugadores son evangélicos y demuestran su fe tanto en la cancha como en las redes sociales. Willian también es un frecuentador asiduo a cultos, y según Gospel Prime, al día siguiente de la victoria ante Croacia por 2-0, se reunió con un pastor en Londres.

Neymar al ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos 2016
Neymar al ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos 2016

Neymar es otro de los que hizo pública su religiosidad. Además de sus tatuajes, que en su mayoría hacen referencia a Dios, el astro paulista demostró su fe cada vez que ganó títulos con el Santos, el Barcelona y hasta con la selección en los Juegos Olímpicos de 2016, cuando salió con una cinta que decía "100% Jesús".

La prensa local aseguró que será difícil impedir las manifestaciones de fe en los vestuarios, ya que los futbolistas tienen una tradición de orar antes y después de cada partido.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: