Quiénes son Ángel María y Gorka Villar, padre e hijo implicados en un escándalo de corrupción en el fútbol español

La Guardia Civil española registró este martes la sede de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en el marco de una operación que afecta directamente al cúpula del fútbol español: el presidente Ángel María Villar y su hijo Gorka han sido detenidos junto con otros dirigentes, investigados por administración desleal, apropiación indebida y falsedad documental. La Justicia intenta aclarar sospechas de partidos arreglados, celebrados entre la selección española y otros equipos, con el fin de conseguir beneficios propios.

Los Villar están ligados al fútbol desde hace muchos años. Ángel María practicó el deporte profesionalmente antes de convertirse en uno de los directivos más poderosos del mundo. Su hijo Gorka es abogado, pero siempre ha trabajado en el mundo del fútbol con la protección de su padre, y llegó a tener gran influencia en Sudamérica.

Ángel María Villar, del césped a los problemas en los despachos

Mucho antes de sentarse en los escritorios, Ángel María Villar fue jugador de fútbol profesional. Vistió la camiseta del Athletic Bilbao (1970-1980), donde fue subcampeón de la Copa de la UEFA en 1977, y representó a la selección de España en 22 ocasiones entre 1973 y 1979. Su apodo era "Chule" y uno de sus hitos como mediocampista fue marcar a Johan Cruyff, a quien le dio un duro puñetazo en un duelo ante Barcelona en San Mamés.

Ángel María Villar fue futbolista del Athletic Bilbao y de la selección española
Ángel María Villar fue futbolista del Athletic Bilbao y de la selección española

El representante español del deporte más poderoso del mundo, hijo de un ferroviario, empezó la carrera de Química, pero es licenciado en Derecho. Su carrera detrás de los escritorios comenzó en 1981, cuando fue elegido presidente de la Federación Territorial Vizcaína. Solo unos años después de incursionar como titular del fútbol vasco, en 1988, sustituyó a José Luis Roca en la presidencia de la RFEF, donde se mantiene desde entonces (casi con 29 años de mandato).

Para tomar dimensión de su permanencia en el poder, alcanza con saber que es poseedor de la presidencia más longeva entre las federaciones olímpicas españolas. No ha salido a pesar de sus frecuentes peleas con gobiernos de turno, ni con las denuncias en su contra por presunta mala gestión. Ha logrado el apoyo incondicional de su asamblea.

En uno de sus últimos escándalos, fue investigado por un posible intento de favorecer a los clubes Recreativo y Marino. También se vio obligado a devolver 2 millones de dólares al Consejo Superior de Deportes (CSD) como subvención para edificar una escuela de fútbol en Haití que nunca se hizo. Ese caso sigue abierto, y él fue citado a declarar, como tantas otras veces por otros problemas judiciales.

Ángel María Villar junto a Joseph Blatter, ex presidente de la FIFA (Getty Images)
Ángel María Villar junto a Joseph Blatter, ex presidente de la FIFA (Getty Images)

Sin embargo, las denuncias solamente rozan a Ángel María Villar, de 67 años, quien logró salir ileso del escándalo de corrupción de la FIFA, entidad en la que ostenta el cargo de presidente senior y donde hasta hace meses estaba al frente de la Comisión de Árbitros, actualmente encabezada por el ex colegiado italiano Pierluigi Collina.

Ángel Villar fue presidente interino de la UEFA durante la Eurocopa 2016 (Getty Images)
Ángel Villar fue presidente interino de la UEFA durante la Eurocopa 2016 (Getty Images)

En la UEFA, por su parte, coqueteó con tomar la presidencia que había quedado vacante en septiembre por la sanción a Michel Platini, pero finalmente desistió. Alcanzó a ser presidente interino durante la Eurocopa 2016 disputada en Francia. Allí se mantiene como uno de los vicepresidentes y es integrante del Comité Ejecutivo desde 1993.

Gorka Villar, el abogado que lideró el fútbol sudamericano 

El nombre de Gorka Villar, de 41 años, comenzó a retumbar en los pasillos de la Conmebol a finales de 2014, cuando tomó el cargo de director general y se transformó en una de las personas más influyentes en el fútbol sudamericano. La amistad de su padre con el fallecido zar del fútbol argentino Julio Grondona favoreció el desembarco de su hijo en la cúpula de la entidad. Durante el mandato del paraguayo Nicolás Leoz y el del uruguayo Ernesto Figueredo, allí estuvo como principal asesor en diversos asuntos.

En 2015, este abogado especializado en Derecho del Deporte fue protagonista de una grave denuncia por parte de los presidentes de varios clubes uruguayos, que afirmaron ante la Justicia que fueron extorsionados por Gorka. En aquel entonces, varios directivos de la primera división de Uruguay dijeron que habían sido "extorsionados y presionados" para no denunciar penalmente los hechos ilícitos relacionados con la Conmebol. Eran épocas en las que en Sudamérica estaban muy instalados los dirigentes que llevaban varias décadas en el poder absoluto, y Villar hijo colaboró con muchos de ellos.

Gorka Villar junto con Alejandro Domínguez, actual presidente de la Conmebol (EFE)
Gorka Villar junto con Alejandro Domínguez, actual presidente de la Conmebol (EFE)

El cargo en la Conmebol lo ocupó hasta 2016, año en que estalló el escándalo de corrupción de la FIFA por la investigación iniciada por la Justicia estadounidense. Fue destituido de su función en la Conmebol en julio de 2016, sin detallar los motivos

Gorka nunca ha sido empleado de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), aunque siempre estuvo cerca de su padre en este organismo y trabajó para algunas federaciones territoriales en España, a las que ha le ha cobrado hasta 35.000 dólares por trabajos de asesoramiento jurídico, según reveló el diario El País.

LEA MÁS: