Imágenes religiosas quedaron intactas tras accidente de avioneta en Medellín

En la vivienda que más quedó afectada por la tragedia se halló un altar a varios santos al que no le sucedió nada a pesar del impacto de la aeronave

Autoridades retiraron todos los restos de la aeronave de los escombros y hallaron varias imágenes religiosas a las que no les había pasado nada (REUTERS)
Autoridades retiraron todos los restos de la aeronave de los escombros y hallaron varias imágenes religiosas a las que no les había pasado nada (REUTERS)

El pasado 21 de noviembre, sobre las 10:15 de la mañana, una avioneta que salió del aeropuerto Olaya Herrera se precipitó a tierra en Belén Rosales, un importante sector residencial de la capital antioqueña, dejando ocho muertos y varias casas afectadas. Tras retirar los restos de la aeronave, un hecho inexplicable sorprende a la comunidad afectada.

En una de las viviendas que fue impactada por la aeronave y quedó bastante destruida se encontraron varias imágenes religiosas que estaban sobre un altar. ¿Lo sorprendente? Estos objetos estaban intactos, como si el accidente y posterior incendio que consumió las viviendas no hubiera ocurrido. La situación genera sorpresa entre los habitantes.

Esta información se conoció luego de que las autoridades y organismos de atención de emergencias terminaran de retirar todas las partes de la avioneta HK5121 de la empresa San Germán de las siete casas con las que se estrelló. Las imágenes que corresponden a la fe católica estaban en un altar ubicado en el tercer piso de una de las viviendas, cuando las autoridades llegaron allí se encontraron con que a esta parte no le había pasado nada.

En el altar se encontraba, principalmente, una imagen de la virgen de Guadalupe y bajo ella otras tres imágenes que correspondían a otros santos, como una de Jesús de Nazareth. Todas ellas instactas, sin caerse o verse afectadas por el fuego.

Equipo Técnico Dagrd  realizó un análisis estructural de las edificaciones de la zona para minimizar los riesgos.
Foto vía: DAGRD
Equipo Técnico Dagrd realizó un análisis estructural de las edificaciones de la zona para minimizar los riesgos. Foto vía: DAGRD

Pero el hecho no solo es sorprendente por este motivo, hay más cosas que hacen que la situación sea definida como inexplicable y milagrosa por la comunidad del barrio Belén Rosales. Esta edificación, ubicada en la dirección calle 30C # 71- 44, tiene otras dos importantes particularidades.

La primera es que, de las siete casas afectadas, esta fue la que terminó más destruida con el impacto; sin embargo, el altar del tercer piso quedó intacto. Y lo segundo es que en esa casa habitaba la señora Astrid Córdoba, quien momentos antes del accidente había salido al supermercado y por eso no fue una de las víctimas del accidente.

El milagro que salvó a Astrid Córdoba

A pesar de que su casa quedó destruida, la mujer que habita desde hace varios años en este sector de la capital antioqueña, se salvó de quedar bajo los escombros de su vivienda y se quedó con el altar religioso al que a diario le oraba en el tercer piso.

Adriana Córdoba, hermana de la mujer, habló sobre el inexplicable suceso con el medio Teleantioquia Noticias y señaló que para ella y toda su familia, lo que sucedió fue un milagro. “Nos salvó Dios, nos salvó Dios que le dijo a mi hermana que se fuera (...) La virgen, ¿quién más va a ser?, Dios. Somos muy amantes al rosario, a la protección divina, pero bueno, estamos con vida y seguimos adelante”, aseguró ante las cámaras.

Bombero y alcalde de Medellín, Daniel Quintero, en el lugar donde colapsó la aeronave. (Crédito: Alcaldía de Medellín)
Bombero y alcalde de Medellín, Daniel Quintero, en el lugar donde colapsó la aeronave. (Crédito: Alcaldía de Medellín)

Sobre el accidente

Julián Andrés Aladino y Sergio Guevara Delgado, piloto y copiloto de la aeronave habían recibido el visto bueno desde la torre de control para dirigirse desde el aeropuerto de la capital antioqueña a Chocó con 6 pasajeros, pero cuando apenas había recorrido unos metros, sobrevolando el barrio Belén Rosales, la aeronave presentó fallas en sus motores.

Ante la situación, su piloto Julián Andrés Aladino intentó regresar al terminal aéreo, pero la aeronave se estrelló contra siete viviendas, provocando la muerte de las ocho personas que viajaban en ella.

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, confirmó que los ocho ocupantes que se movilizaban en la avioneta perdieron la vida. Los fallecidos fueron identificados como Julián Aladino (piloto); Sergio Guevara Delgado (copiloto); Jorge Cantillo Martínez, Dubán Ovalle Quintero, Anthony Mosquera Blanquiceth, Pedro Pablo Serna, Melissa Pérez Cuadros y Nicolás Jiménez (pasajeros).

Seguir leyendo

TE PUEDE INTERESAR