Jefe de la misión de la ONU en Colombia rechazó la masacre perpetrada en Tumaco el pasado domingo

Carlos Ruiz Masseu, funcionario de Naciones Unidas, expresó que se deben reforzar las medidas de seguridad de las comunidades en esta y otras regiones del país donde la guerra interna ha recrudecido

Este lunes festivo, Carlos Ruiz Massieu, Jefe de la Misión de la ONU en Colombia, rechazó la masacre perpetrada en Tumaco (Nariño) el pasado domingo 3 de julio.
FOTO: vía Twiter (@CGRuizMassieu)
Este lunes festivo, Carlos Ruiz Massieu, Jefe de la Misión de la ONU en Colombia, rechazó la masacre perpetrada en Tumaco (Nariño) el pasado domingo 3 de julio. FOTO: vía Twiter (@CGRuizMassieu)

El pasado domingo hombres armados perpetraron una masacre en el municipio Tumaco (Nariño), donde tres indígenas del resguardo Awá Inda Sabaleta fueron asesinados a la salida de una reunión, disparando en diversas ocasiones contra el gobernador suplente del resguardo, Juan Orlando Moreano. Según varias oenegés, los grupos que están presentes en la región son el Frente Oliver Sinisterra y el Bloque Occidental de las disidencias, así como la banda criminal ‘Los contadores’. Por otra parte, la Fuerza Naval del Pacífico del Ejército Nacional es la que ejerce control sobre el territorio.

Horas después de ocurrido el hecho, varias organizaciones no gubernamentales y colectivos indígenas rechazaron este crimen que, de acuerdo con cifras del Instituto de Estudios de Desarrollo y Paz -Indepaz- es la masacre 49 ocurrida este año. Sumado a esos llamados de rechazo, el Jefe de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, Carlos Ruiz Massieu, se pronunció en la tarde de este lunes contra el triple homicidio, que también fue reprochado por otras autoridades indígenas, como el senador Feliciano Valencia.

A través de su cuenta de Twitter, el funcionario de las Naciones Unidas se manifestó contra este hecho y, de paso, advirtió que se deben reforzar las garantías de seguridad para las comunidades indígenas de todo el país, pues eso está pactado en el Acuerdo de Paz firmado entre el Estado colombiano y las extintas Farc en 2016.

El asesinato del gobernador suplente del resguardo Inda Sabaleta, Juan O. Moreano, y sus dos guardias escoltas en Tumaco demuestra la urgencia de reforzar garantías de seguridad para las comunidades, previstas en el Acuerdo”, indicó Ruiz Massieu.

Vale mencionar que días atrás el organismo multilateral emitió un informe sobre la implementación de los acuerdos desde su refrendación. El panorama no es alentador: 327 excombatientes han sido asesinados, de los cuales 11 fueron mujeres; además, 27 fueron desaparecidos y han atentado contra otros 93.

Le puede interesar: Así recibe el país el presidente electo Gustavo Petro en materia de cumplimiento de derechos LGBT+

Al respecto, Ruiz Massieu manifestó en diálogo con Noticias Caracol que, si bien la Secretaría General de Naciones Unidas anota que hay avances en materia de inversión en los territorios: “hay una preocupación de la seguridad de los excombatientes, líderes sociales y las comunidades” y añadió que el Estado requiere tomar medidas adicionales para reforzar la seguridad en las zonas afectadas por el conflicto armado.

Dicho documento señala con preocupación que “los logros de la paz están en peligro”. Ruiz argumenta que esto se debe a la ausencia del Estado en zonas que son aprovechadas por otros actores armados -incluyendo grupos residuales- para ejercer dominio territorial.

Así va el oscuro panorama de las masacres en Colombia

Según Indepaz, hasta la fecha se han reportado 49 masacres en todo el territorio nacional, una más si se compara con el primer semestre de 2021. Asimismo, agregó que esta cifra posiciona al 2022 como el año más violento de los últimos cuatro; siendo enero el mes que reportó este tipo de crímenes (13), con un promedio de 40 víctimas.

“Este año se han presentado 49 masacres, si contabilizamos el asesinato del gobernador, Juan Orlando Moreano, hoy ya son 96 líderes asesinados. Estamos teniendo una alta frecuencia de masacres como la que se dio en el año 2012″, dijo el director del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, Camilo González.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR