La vicepresidenta electa, Francia Márquez, se reunió de nuevo con su rival en las pasadas elecciones Marelen Castillo

La fórmula del presidente Gustavo Petro publicó una foto con su otrora competidora en el nuevo encuentro que sostuvieron el miércoles

Francia Márquez y Marelen Castillo se reunieron nuevamente tras la contienda electoral en la que fueron rivales. Foto: Twitter de Francia Márquez
Francia Márquez y Marelen Castillo se reunieron nuevamente tras la contienda electoral en la que fueron rivales. Foto: Twitter de Francia Márquez

Nuevamente la vicepresidenta electa, Francia Márquez, y su otrora rival, Marelen Castillo, se encontraron tras la reciente contienda electoral en la que triunfó el Pacto Histórico de Gustavo Petro.

“Las mujeres unidas somos más fuertes. Soy porque somos”, expresó Márquez junto con una foto en la que sale junto a su antigua rival en una publicación en su cuenta oficial de Twitter que completa más de 31.000 me gusta.

Cabe recordar que tan pronto concluyó la segunda vuelta presidencial, la fórmula del electo presidente ha tenido acercamientos con Castillo.

Según informaron la semana pasada en el informativo de televisión Noticias Caracol, Márquez le habría hecho una tentadora propuesta: trabajar en su equipo durante su gobierno, aunque no especificó en qué rol.

Aunque en ese momento se señaló que la fórmula de Rodolfo Hernández descartó la propuesta porque aceptó la curul en la Cámara de Representantes que le otorga por derecho el Estatuto de la Oposición.

Así se lo expresó en la emisora Caracol Radio: “Sí, sí señor, aceptar la posibilidad de ir al Congreso por todos nuestros compatriotas que depositaron su voto de confianza en nosotros”, respondió la excandidata en entrevista.

Este nuevo encuentro reiteraría el respaldo que dio el excandidato, y ahora senador electo por el estatuto de la oposición, Rodolfo Hernández, que se había reunido con el presidente Petro el pasado martes 28 de junio.

Y es que en las últimas dos semanas el recién elegido jefe de Estado ha buscado y conseguido el respaldo de las mayorías en el Congreso, y también ha sostenido encuentros cruciales con líderes políticos como ocurrió con el líder natural del movimiento Cambio Radical, Germán Vargas Lleras.

Sin embargo, el más importante e inclusive histórico, fue la reunión entre el presidente electo y quien ha sido su mayor rival político en las últimas dos décadas, el expresidente Álvaro Uribe con quien se reunió hacia el mediodía del miércoles en el despacho del abogado Héctor Carvajal, quien había defendido al alcalde de Medellín, Daniel Quintero, mientras fue inhabilitado por la Procuraduría.

Uribe había aceptado la invitación de Petro Urrego indicando que tanto su visión como del exalcalde de Bogotá son “diferentes sobre la misma patria”. Al encuentro también asistieron Nubia Stella Ramírez, directora del Centro Democrático así como otros integrantes de este partido; y Alfonso Prada, jefe de debate del mandatario electo.

Posteriormente, Uribe dio sus primeras impresiones del cónclave, destacando la disponibilidad de diálogo del líder del Pacto Histórico y señalando que se establecieron canales de comunicación que permitan llegar a consensos en materia económica, política y de seguridad. Sobre este último tema, el expresidente dijo que: “Con el presidente Petro hay acuerdos en esa materia como parte de la solución integral de violencia y seguridad”.

De forma paralela, las reacciones no se hicieron esperar desde diferentes sectores políticos; de hecho, durante la tarde de este miércoles varios legisladores han emitido juicios positivos sobre la aproximación hecha entre ambos; uno de ellos fue el del senador Iván Cepeda, quien a través de su cuenta de Twitter aplaudió este acercamiento entre las dos figuras políticas más influenciables de los últimos años en Colombia.

Haciendo referencia a una de las fotos que dejó el encuentro en la que se ven dialogando de manera afable, Cepeda expresó que aquella imagen “representa lo que queremos que ocurra en la vida política colombiana en la nueva época que comenzó el pasado 19 de junio”.

Mientras que la senadora electa María Fernanda Cabal fue una de las primeras en pronunciarse ante la reunión, luego de que haber manifestado su contrariedad ante esa reunión, por lo que como era de esperarse, cuestionó la posición del mandatario electo y el Gran Acuerdo Nacional que ha puesto en marcha desde su elección como próximo presidente. En diálogo con la revista Semana, señaló que la asistencia de Uribe al encuentro fue “un acto de generosidad en cuanto al juego de la democracia”.


SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR