“Estamos cansados de contar a nuestros muertos, de sepultarlos en silencio”: autoridades indígenas sobre masacre en el Bajo Baudó, Chocó

Desde el pasado lunes 21 de junio, cuatro jóvenes indígenas de la comunidad La Esperanza y un afro habían sido retenidos por un grupo armado

La Comisión Intereclesial de Justicia y Paz indicó que las comunidades de la zona que se encuentran confinadas por la intensidad del conflicto armado e hicieron un llamado al Gobierno nacional para que se pare la guerra iniciando un Acuerdo Humanitario Global.
La Comisión Intereclesial de Justicia y Paz indicó que las comunidades de la zona que se encuentran confinadas por la intensidad del conflicto armado e hicieron un llamado al Gobierno nacional para que se pare la guerra iniciando un Acuerdo Humanitario Global.

Desde el pasado lunes 21 de junio, cuatro jóvenes indígenas de la comunidad La Esperanza y un afro en el Bajo Baudó fueron retenidos por un grupo armado que no había sido identificado.

Desde el pasado lunes 27 de junio, según versiones comunitarias, los cuerpos de los jóvenes estarían en el lugar conocido como el Venado.

La Comisión Intereclesial de Justicia y Paz invitó a la Cruz Roja Internacional y a la Iglesia católica a que verificaran la situación y de ser cierta la información, hacer el levantamiento de los restos de estos pobladores. Luego de este comunicado, la misma comisión confirmó el hallazgo de los cinco cuerpos:

“En El Venado fueron hallados sin vida los cuerpos de cuatro indígenas y un afro, luego de siete días de haber sido retenidos por AGC en comunidad La Esperanza. La disputa territorial entre AGC y el ELN es a sangre y fuego con dolorosos saldos en sus integrantes y civiles”, informó la Comisión en su cuenta de Twitter.

La Comisión Intereclesial de Justicia y Paz indicó que las comunidades de la zona que se encuentran confinadas por la intensidad del conflicto armado e hicieron un llamado al Gobierno nacional para que se pare la guerra iniciando un Acuerdo Humanitario Global.

La insensatez del Gobierno nacional está auspiciando y posibilitando el etnocidio. La disputa territorial a sangre y fuego entre las AGC y el ELN, continúa dejando un saldo grave de muertos y heridos entre los civiles y también entre los combatientes de ambas fuerzas. La política de paz con legalidad ha conducido a un agravamiento de la situación del pacífico. Un escenario humanitario global para los combatientes y para los civiles afrocolombianos e indígenas es prioritario y urgente” manifestó.

El rechazo de las autoridades indígenas del pueblo wounaan de Colombia

Las autoridades indígenas del pueblo wounaan de Colombia rechazaron contundentemente la masacre de los cuatro indígenas de la comunidad de Buenavista y de un afro en inmediaciones de playa de Orpua, al sur del municipio del Bajo Baudó Choco, colombiano.

La organización del Pueblo Wounaan de Colombia - Woundeko, envió un mensaje a la comunidad y a la opinión pública nacional e internacional, de rechazo por esta masacre perpetrada por presuntos grupos de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), que opera en ese sector costero.

“Como autoridades indígenas Wounaan, en este día sentimos impotencia al ver como los grupos armados ilegales, llegan a nuestros territorios indígenas cargados de muerte, dolor y desolación, rechazamos con mucha contundencia el vil asesinato de 4 Jóvenes indígenas Wounaan que al momento de su desaparición realizaban tareas de jornaleo en fincas de esta jurisdicción”, indicaron las autoridades.

Los nombres de las víctimas del atroz asesinato de las cinco personas, ocurridos en inmediaciones de la Playa de Orpúa, corresponden a: Luis Alberto Ismare Chamarra de 22 años, Albis Puchicama Barrigon de 25 años, los hermanos, Jhonsy Membache Carpio de 23 años y Erotio Membache Carpio de 25 años, todos ellos del resguardo de (Buenavista - Unión Pitalito), y el señor José Antonio Hurtado Montaño de Playa de Orpúa.

Estamos cansados de contar a nuestros muertos, de sepultarlos en silencio, muchas familias sumidas en el dolor por desplazamientos y confinamientos, reclutamiento y múltiples asesinatos. Hoy esta dura realidad afecta dolorosamente a las familias Wounaan de Buenavista, a quienes les enviamos nuestros abrazos fraternos de solidaridad”, declararon las autoridades indígenas.

Exigen al Gobierno nacional, brindar las garantías necesarias de derechos humanos de su población y a la vez, exigen que asuma con rigurosidad, la investigación de estas masacres y no quede impune como muchos otros asesinatos ocurridos en el territorio nacional.

“Igualmente, solicitamos el apoyo de la armada nacional para la gestión de la entrega de los cuerpos de nuestros jóvenes a sus familiares”, declaran las autoridades indígenas del pueblo Wounaan de Colombia.

Finalmente, alertaron a la comunidad nacional e internacional para que estos hechos que ponen en extrema vulnerabilidad a las familias y comunidades enteras no sigan sucediendo, “exigimos el respeto a la vida y a nuestros territorios y resguardos como espacios de vida”, enfatizaron.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR