“Como diría un jefe que yo tuve, que sanción tan chimba”, ministro de Deporte por fallo de la Dimayor

Guillermo Herrera se refirió a la resolución que tomó la entidad del fútbol colombiano sobre lo ocurrido en la controvertida final del torneo de la B, el año pasado entre Llaneros F.C y Unión Magdalena.

VILLAVICENCIO. 4 de diciembre de 2021. Llaneros perdió 1-2 frente al Unión Magdalena en el estadio Bello Horizonte de Villavicencio, en juego válido por la sexta fecha del grupo B del Torneo BetPlay II-2021/ (Santiago Molina / Colprensa)
VILLAVICENCIO. 4 de diciembre de 2021. Llaneros perdió 1-2 frente al Unión Magdalena en el estadio Bello Horizonte de Villavicencio, en juego válido por la sexta fecha del grupo B del Torneo BetPlay II-2021/ (Santiago Molina / Colprensa)

El 21 de diciembre del año pasado, el club de fútbol de Villavicencio se enfrentó ante el equipo de Santa Marta, compromiso que decidía que equipo podría tener un chance para ascender a la máxima categoría del balompié colombiano. Hasta el minuto 95 Llaneros ganaba 1 - 0 la final, pero, en unas controversiales acciones, en menos de dos minutos el Unión Magdalena remontó y se consiguió el campeonato.

Final del torneo de ascenso con posible amaño en Colombia

Los hechos que se calificaron fraudulentos por la sociedad en general, que hasta el presidente Iván Duque rechazó, le dieron la vuelta al mundo, por lo que las entidades deportivas decidieron abrir investigaciones para determinar si hubo algún acto de corrupción o fraude.

5 meses después, 20 partidos jugados como equipo de primera división y algunos por copa, en el caso del Unión Magdalena y casi la misma cantidad disputada por Llaneros en la categoría B, la División Mayor del Fútbol Colombiano sancionó a los clubes por lo ocurrido en la polémica final.

”Los actos notorios y públicos que atenten contra la dignidad y decoro deportivo”, imponiendo a los jugadores investigados una sanción consistente en la suspensión de toda actividad deportiva y administrativa relacionada con el fútbol por un periodo de siete (7) meses y multa equivalente a dieciséis (16) salarios mínimos legales mensuales vigentes. En cuanto al Club Llaneros S.A., y teniendo en cuenta la responsabilidad determinada por la transgresión del artículo 116 del CDU de la FCF, la Comisión Disciplinaria de la DIMAYOR impuso una sanción consistente en multa equivalente a treinta (30) salarios mínimos legales mensuales vigentes, además de la obligación de adoptar medidas que aseguren la integridad deportiva en el club, desde sus fuerzas básicas hasta sus equipos profesionales, las cuales deberán implementarse en un plazo máximo de seis (6) meses desde la decisión”,

aseguró en un comunicado la entidad deportiva. Los jugadores involucrados son: Manuel Esteban González Lozano, Jorge Duván Mosquera Campaña, Daniel Steven Ramírez Peña y Carlos Arturo Hincapié Jaramillo.

El hecho que ante el fútbol colombiano no quedó impune, para algunos no fue suficiente, o así lo expresó el ministro del deporte, Guillermo Herrera, quien manifestó su inconformismo por la sanción emitida por la Dimayor: “

Yo creo que todo el país vio lo que pasó en la final de Llaneros y Unión Magdalena, fue un escándalo nacional, fue un escándalo internacional. Yo hubiera querido una sanción mucho más rápida, mucho más ejemplar y parafraseando a algún jefe un día como decíamos jefe, que sanción tan chimba”.

Para malestar o no del jefe de la cartera deportiva, la Dimayor ha dicho que con este fallo el caso queda cerrado, y considera que lo sancionado es proporcional a lo que se encontró en la investigación realizada contra los clubes y personas señaladas en el proceso.

En este caso, el club LLaneros Fútbol Club es el que más afectado se ha visto, no solo perdieron la final y la posibilidad de ascender, perdieron el buen nombre y hasta patrocinadores, por lo que al momento de ser notificados con la sanción ratificó que son inocentes del fraude el cual se les acusaba.

En un comunicado asegura que respeta la decisión de la Dimayor, sin embargo, no está de acuerdo con la misma por lo que buscará la apelación del fallo.

“La sanción que se impone tanto al club como a los jugadores, se debió, a juicio de la Comisión, a lo que ella considera una renuncia del espíritu de competitividad y por ende a una afrenta al decoro deportivo”.
El equipo de Villavicencio acata la sanción pero la apelará.
El equipo de Villavicencio acata la sanción pero la apelará.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR