Gobierno colombiano aseguró que los exmilitares colombianos detenidos en Haití están “en condiciones normales de salud”

El pasado 24 de mayo se conoció un vídeo en el que los señalados mercenarios detenidos por ser presuntamente responsables del homicidio del presidente de Haití, indicaban que estaban siendo víctimas de malos tratos y torturas

Mercenarios colombianos en Haití. Foto: (Colprensa Externos)
Mercenarios colombianos en Haití. Foto: (Colprensa Externos)

Los mercenarios, directos implicados en el homicidio del mandatario de Haití Jovenel Moïse el 7 de julio de 2021 en Puerto Príncipe, expusieron a través de un video conocido durante el pasado martes 24 que están encerrados en una celda bajo malas condiciones, tanto de salud como de seguridad; de hecho, uno de los recluidos señala que llevan 72 horas en el pequeño cuarto y que de allí no han podido salir ni siquiera para hacer sus necesidades fisiológicas.

“Nos toca hacer del cuerpo dentro de estas rejas”, fue uno de los reclamos que hizo uno de los exmilitares colombianos que se encuentran detenidos en Haití.

Respecto al hecho a través de la cuenta oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores se trinó: “El Cónsul Honorario de Colombia en Haití visitó hoy a los connacionales detenidos por su presunta participación en el homicidio del presidente de ese país, encontrándolos en condiciones normales de salud”.

Pero no fue la única respuesta del Gobierno Nacional, puesto que los exmilitares señalaron en el audiovisual publicado al inicio de esta semana, la posibilidad de un motín en el centro penitenciario que estaría poniendo en grave riesgo sus vidas.

“Hace un momento los presos haitianos están intentando romper los candados para abrir sus celdas; -están- desesperados y nuestras vidas están en peligro porque hemos recibido amenazas de muerte. Muy probablemente habrá un motín, así que no sabemos qué hacer”, señaló el mercenario encerrado.

Respecto al hecho respondió el Gobierno que alertó de las denuncias al centro penitenciario de dicho país para reforzar esquemas de seguridad: “Los connacionales expresaron temor por un posible motín en el centro de reclusión, situación que fue puesta en conocimiento del director de la Penitenciaria Nacional de Puerto Príncipe. Las autoridades consulares colombianas siguen atentas al caso”.

Cabe mencionar que de acuerdo con la Policía de Haití, hay en total 26 colombianos y dos personas de nacionalidad estadounidense involucrados en el crimen del presidente Moïse; 28 connacionales habrían participado en este hecho, pero dos murieron y otros ocho se escaparon, dejando un saldo de 15 detenidos.

Los pormenores del fallecimiento de esas dos personas fueron expuestos por los 18 colombianos que, casi un año después, continúan en ese país esperando el proceso judicial que defina su futuro, por medio de una carta de 11 páginas. Javier Mauricio Romero y Miguel Garzón fueron los mercenarios que fueron abatidos por la Policía haitiana.

Gritos de auxilio

A través de un video mostrado en redes sociales, los mercenarios colombianos detenidos en Haití denuncian malas condiciones de salud, alimentación y seguridad. Video: vía Twitter (@santiagoangelp)

“Por favor, al mundo entero, este es un llamado de auxilio, somos inocentes. Estamos en un país donde prácticamente nos están matando, nos quieren matar”, es una de las súplicas dicha por uno de los militares que se observa en el vídeo que circuló a través de las diferentes redes sociales.

Incluso, otro de los sujetos que se encuentra allí detenido dijo que estaban en un “campo de concentración, porque a esto no se le puede llamar cárcel”, y añadió que están aguantando hambre. Posteriormente, otro de los mercenarios denunció que no han tenido garantías jurídicas que definan su situación desde que se encuentran recluidos en Haití.

“Llevamos 10 meses detenidos, sin abogado, sin ser acusados de ningún delito, torturados, inculpados y sin acceso a un abogado (...) en este país no hay sistema judicial (...) ¿Qué nombre le ponen a esta situación?”, preguntó el exmilitar en medio de su desespero.

Otro de los hombres que aparece en el video exclama que han sido 10 meses “de abusos, de atropellos, de excesos, y nadie dice nada, no pasa nada” y después su voz se quiebra al decir que 3.700 compañeros suyos están “muriéndose de hambre”.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR