La influencer Tuti Vargas revela que tiene depresión y arremete contras las redes sociales: “Son una mentira”

La reconocida creadora de contenido asegura que esa enfermedad ha estado presente en su vida a largo y ancho de dos años y se agudizó con el comienzo de la pandemia por el covid-19

Tuti Vargas. Foto: Instagram @tutivargasm
Tuti Vargas. Foto: Instagram @tutivargasm

Entre todo el contenido que, como influencer, ofrece Tuti Vargas desde sus redes sociales, este domingo 20 de febrero quiso hacer un alto en el camino para poner un tema en particular sobre la mesa que le es de bastante importancia y que ha estado presente en su vida a lo largo y ancho de dos años, específicamente desde el comienzo de la pandemia por el covid-19: La depresión.

De este modo, la bogotana publicó un video desde su Instagram en el que inició por decir: “Creo que es momento de compartir con ustedes lo que me pasó en los últimos dos años, que todavía estoy en ese proceso... vuelve el tema de la pandemia, en ese momento hice por primera vez un paro en mi vida que fue a las bravas, como a muchos seguramente nos pasó. Vivía a mil, de viaje en viaje, de trabajo en trabajo, no comía, no descansaba, no paraba, no había tiempo de pensar, de darme como ese espacio de ver lo que pasaba aquí adentro; ese momento fue para eso y ahí empezó toda esta historia”.

Por cuenta de la pandemia, la bogotana tuvo un momento para pensar y repensar lo que había sido su vida desde hace cinco años y el punto en el que estaba actualmente, además, muchos aspectos en su vida se atascaron. Entonces, describió las desagradables sensaciones que empezó a tener y, posteriormente, el desarrollo de una depresión.

En ese momento de quietud (por inicio de pandemia) empecé como a paralizarme en muchos sentidos, dejé de hacer actividad física, de sentirme productiva y todo ese estado me llevó a una depresión súper fuerte, nunca había tenido una depresión, no sabía qué se sentía… muy en el fondo tenía un vacío gigantesco, no entendía por qué me sentía así… empecé a disminuirme, a tener mucha pereza, mucho cansancio... empecé a perder la motivación hasta el piso, no me daban ganas de nada, ni de comer, dormía un montón… empecé a bajar mucho de peso porque no comía”.

Inicialmente, Vargas hizo caso omiso de lo que estaba pasando en su vida y continúo trabajando normalmente. Sin embargo, en su estadía en Nueva York (segundo semestre del 2021) llegó un bajonazo que describió como “el momento más bajo, fuerte y duro de la depresión… porque volví a estar sola, en un lugar que no conocía, no manejaba complemente el idioma ... no podía despertarme por las mañanas, sentía una tristeza y lloraba, dije: algo esa pasando”.

Su pareja actual, de quien no se ha ampliado la información sobre su nombre, también sintió que algo estaba pasando con Tuti Vargas y se lo comentó, recomendándole a su vez, el buscar ayuda. La bogotana siguió el consejo de su pareja y acudió a profesionales en el tema para iniciar con la terapia.

Empecé a ir a terapia desde Nueva York... durante todo este proceso que, ya han sido seis meses, entendí que la única responsable de eso era yo. Me di cuenta que tenía que resolver muchísimas cosas que estaban desde mi niñez, desde la relación con mis papás, conmigo misma, con la comida (tuvo anorexia y bulimia en su adolescencia), con la imagen, con la aprobación, con ese tipo de cosas que vinieron reflejarse después de 32 años, pero así es la vida”.

Vargas tampoco quiso dejar por fuera un mensaje en particular, relacionado con las redes sociales, con el que cree necesario que la gente abra los ojos.

“Nunca le hagan caso a lo que ven en redes sociales: relaciones de pareja, el cuerpo perfecto, la vida perfecta; eso no existe, tenemos que abrir los ojos, esto me ha costado machísimo... quiero que abramos los ojos un poco y nos demos cuenta que las redes son una mentira y hacerles un llamado de atención que la depresión no es cualquier cosa, esto es serio... ojo con las personas que tenemos alrededor... hay que tratar de rodearnos de personas que sean profesionales en el tema, que nos ayuden”.

Ahora que se menciona el tema de las redes sociales, Tuti Vargas también rememoró lo afectada que se sintió por su trabajo precisamente en este medio, principalmente por el “número” que ella únicamente representaba en sus labores. Por otro lado, aunque las cosas aparentemente se han estabilizado un poco en su vida, la infuencer aún no está en su cien por ciento y se mantiene pendiente de unos exámenes médicos (de Tiroides) que debe realizarse para ver si también tienen relación con su estado.

En este 2022, Tuti Vargas se comprometió con su actual pareja:

Tuti Vargas vivirá por segunda vez la experiencia del matrimonio – la primera fue con Sebastián Yepes (cantante), cuya historia sentimental llegó a su término en 2018 – y dio cuenta de su compromiso el martes 25 de enero. Por aquellos días la influencer y su pareja estaban de viaje en Finlandia, fue precisamente allí donde se comprometieron.

Por ahora, la bogotana no ha ampliado la información en cuanto a si ya se ha fijado alguna fecha en el calendario para el desarrollo de su boda, sin embargo, sí ha ofrecido algunas palabras sobre la historia detrás de la joya con la que fue sellado su compromiso, es decir, su anillo.

Tuti Vargas habla de su compromiso matrimonial

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR