Claudia López confirmó que Bogotá atraviesa por un “pico de mortalidad de no vacunados”

Las autoridades sanitarias de la capital explicaron que una persona que no tenga dosis de la vacuna tiene hasta 40 % más posibilidades de sufrir afecciones graves en su salud

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, en una fotografía de archivo. EFE/ Carlos Ortega
La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, en una fotografía de archivo. EFE/ Carlos Ortega

Luego de que Bogotá superó las 13 millones de dosis de la vacuna aplicadas, la alcaldesa Claudia López, aseguró que la capital se encuentra en su pico de mortalidad para las personas que todavía no se han vacunado contra el covid-19.

La mandataria sostuvo que, en los últimos tiempos, se está presentando una importante cantidad de muertes entre aquellos que no cuentan con alguna dosis del biológico. Por esta razón, reiteró el llamado para que, quienes lo requieran, asistan a los puntos de vacunación con los que diariamente dispone la ciudad.

Tenemos amplia capacidad de expansión y atención. Pero la evidencia es contundente: los vacunados están teniendo síntomas leves mayoritariamente, mientras que los no vacunados se están agravando y falleciendo mucho más”, concluyó López.

Personal médico trabaja en una unidad de cuidados intensivos para enfermos de covid-19 en el Hospital El Tunal, en una fotografía de archivo. EFE/ Carlos Ortega
Personal médico trabaja en una unidad de cuidados intensivos para enfermos de covid-19 en el Hospital El Tunal, en una fotografía de archivo. EFE/ Carlos Ortega

El coordinador de UCI de la Subred centroriente de Bogotá, el doctor Guillermo Ortiz, manifestó que el panorama hospitalario actual se divide en dos frentes: primero los vacunados, que, en la mayoría de los casos, “tienen enfermedades leves, eventualmente moderadas”, y que ocupan las unidades de emergencia. Y por el otro, los no vacunados, que llegan a una “enfermedad severa caracterizada por una falla respiratoria aguda”.

Además, el médico sostuvo que, a raíz de la evidencia científica, quienes no han recibo el biológico se exponen a una mortalidad que puede superar el 40 % “cuando se asocia a otra disfunción de órganos”. Estos porcentajes son parecidos a los que se vivieron en la capital del país entre el 2020 y 2021, periodos más críticos de la pandemia.

“El pico de la pandemia de los no vacunados es casi que un patrón en relación de personas que, a pesar de tener acceso a la vacunación, por desinformación o por creencias se niegan a vacunarse”, concluyó Ortiz.

Según el último reporte de Saludata, al corte del 22 de enero, en Bogotá hay actualmente 70.303 casos activos de covid-19 (829 nuevos contagios). Esto representa un aumento del 1,19 % respecto al día anterior. Sin embargo, y en contraparte, fueron 8.301 ciudadanos los que se recuperaron del virus, mientras que 16 fallecieron. En términos de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), hay una ocupación del 72,8 %.

Reporte de COVID-19 en Bogotá al 22 de enero de 2022. Foto: Saludata
Reporte de COVID-19 en Bogotá al 22 de enero de 2022. Foto: Saludata

Por otro lado, la vacunación presentó avances importantes en las últimas horas. Ya se superaron las 13 millones de dosis aplicadas: 5,634,064 corresponden a primeras dosis, 5,367,908 a esquemas completos, y 1,245,718 a dosis de refuerzo. Teniendo en cuenta la población mayor de 12 años, en la capital del país el 89,4 % ya tiene su esquema completo, y el 93,9 % al menos una dosis.

No se vacunó por miedo a las agujas y ahora lucha en una UCI

El pasado 20 de enero, a través de la Secretaría de Salud de Bogotá, se dio a conocer la historia de una mujer que afirmó que vive arrepentida por no vacunarse cuando tuvo la oportunidad. Ahora su estado de salud es delicado.

Se trata de una comerciante informal, que se gana la vida vendiendo dulces en las calles de Bogotá, quien en su testimonio señaló que quisiera devolver el tiempo para ponerse la vacuna y así evitar haber enfrentado la muerte en una UCI, debido al complejo estado de salud que está logrando por culpa del covid-19.

El miedo a las agujas e incluso el temor a morir por la aplicación de las dosis, el cual era uno de los muchos mitos que escuchaba de otras personas, influyeron para que accediera a la vacunación. De igual manera, ella reconoce que a pesar que sus hijos, dos recicladores, que al igual que ella se la rebuscan por salir adelante, le insistían para que recibiera la inmunidad, ella siempre se negó ante esta posibilidad.

Son cosas de mi Dios, para aprender la lección”, contó la mujer, quien accedió a contar su situación para evitar que otros también sean víctimas de la incredulidad.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR